La calle de Shimon Peres

11 noviembre, 2016

A cualquiera le sorprendería que se propusiera nombrar una calle de nuestra localidad con el nombre de Sadam Husein, Margaret Thatcher, Joseph Stalin o Angela Merkel, por poner del uno y del otro lado. Esto no significa que no pudiéramos estar de acuerdo con algunos de estos nombres, incluso más de una persona se compraría un apartamento en el barrio, pero sabríamos que llegar a un consenso entre el vecindario, sería algo difícil y, en caso de aprobarse, generaría un gran revuelo en la barriada.
¿Por qué el caso de Shimon Peres es distinto?

Otra vez más, Israel, intenta colarse en nuestra cultura; en esta ocasión mediante el nombramiento de una calle del Distrito de Latina de Madrid con el nombre de Shimon Peres.

El Estado israelí pretende entrar en la sociedad, espacios, ocio y todo aquello que esté a su alcance, con la intención de perpetuar una situación que se antoja paradójica. Por un lado, vende una imagen de país democrático y occidentalizado; por el otro practica un salvajismo propio del pasado más olvidado de la Europa (o la antigua España) colonial.

Con Shimon Peres ocurre igual. La opinión de masas ya obtuvo su veredicto enlatado el día de su muerte. No fueron pocos los medios que le dedicaron artículos y editoriales ensalzando su labor como pacificador. El lobby israelí ya se encargó de convertirle en referente de la paz mundial cuando le otorgaron el Nobel en 1994.

Sin embargo, Shimon Peres hizo mucho por desmerecer a sus aduladores en cada una de sus etapas de poder: director general del Ministerio de Defensa de Israel, ministro de Defensa, ministro de Desarrollo de Galilea y del Néguev, primer ministro y presidente del estado sionista. Toda su vida política estuvo enmarcada en la destrucción del pueblo palestino, nada que ver con la búsqueda de la paz y la reconciliación entre sociedades palestina e israelí que podíamos leer en los principales medios de comunicación.

Tras la Guerra de 1967, como ministro de los territorios ocupados, encauzó la campaña de colonización de Cisjordania y Gaza. Esta política desencadenó en su hecho más destacado, la firma, junto a Arafat y Rabín, de los acuerdos de Oslo de 1993, lo cual proporcionó un paraguas internacional a Israel para legalizar el apartheid y la división de la población palestina.

Después de recibir el premio Nobel, siguió propulsando colonias, el muro, las leyes coloniales, el castigo colectivo y los bombardeos de Gaza. No fue un hombre de paz y sí un sionista que pretendía dar una imagen de negociador, pero sus hechos han sido ser aliado de Ariel Sharon y de cualquier máximo representante del supremacía israelí sobre los palestinos.

El pasado 10 de noviembre se rechazó, en un pleno del distrito de Latina, poner el nombre de Shimon Peres a una calle de Madrid. Así, se le vuelve a decir a Israel que la senda para una paz entre las sociedades palestinas e israelíes, pasa por que: ponga fin a la ocupación de Cisjordania, Gaza, los Altos del Golán sirio y la Península del Sinaí egipcio; derribe el muro de anexión y separación; dote de igualdad de derechos y libertades a las poblaciones palestinas e israelíes y cumpla los derechos humanos, las resoluciones de las Naciones Unidas y el derecho al retorno de la población refugiada.

BDS Madrid

Artículo de referencia: https://electronicintifada.net/content/shimon-peres-perspective-his-victims/18096

Imagen: Carlos Lattuff

Compartir:

¡Firma por Palestina!

#YoNOComproApartheid

Al adherirme a la campaña #YoNOcomproApartheid, afirmo que no quiero que mi cesta de la compra beneficie al Apartheid israelí.

9,790 signatures

#YoNOComproApartheid

La Red de Solidaridad contra la Ocupación de Palestina lanza una campaña de adhesión ciudadana al boicot de los productos israelíes en señal de protesta contra las políticas de Apartheid, ocupación, despojo, colonización y asedio impuestas por Israel al pueblo palestino. Al adherirme a la campaña #YoNOcomproApartheid, afirmo que no quiero que mi cesta de la compra beneficie al Apartheid israelí.

¿Por qué #YoNOComproApartheid?

- Porque 66 años desde la expulsión de entre 700 y 950 mil palestinos y palestinas y la confiscación de sus viviendas, tierras y propiedades, ningún refugiado o refugiada ha podido retronar a sus casas ni ha recibido reparación.
- Porque han transcurrido 47 años desde la ocupación de Cisjordania, Gaza y Jerusalén Este, y estos territorios siguen bajo control militar israelí.
- Porque 10 años después de la Sentencia del Tribunal Internacional de Justicia de la Haya que exigió el desmantelamiento del Muro, Israel mantiene impunemente esta infraestructura de Apartheid.
- Porque desde el inicio de las supuestas conversaciones de paz iniciadas en agosto 2013 y suspendidas a finales de abril por Israel, este país ocupante ha autorizado la construcción de 14.000nuevas viviendas israelíes en asentamientos ilegales, 3226 de ellas en Jerusalén Este; ha asesinado a 61 personas palestinas y herido a 1751; ha demolido 508 viviendas, escuelas, fábricas y demás construcciones palestinas; ha desplazado a 899 y arrestado a 3300 palestinos y palestinas.
- Porque Israel no ha cesado de colonizar la tierra palestina y de expoliar al pueblo palestino de sus recursos, negando su autodeterminación y violando sus derechos fundamentales.
- Porque sus políticas discriminatorias contra los palestinos y palestinas han sido comparadas con las que los Boers aplicaron a la población sudafricana, y el Tribunal Russel sobre Palestina, en su audiencia en Ciudad del Cabo en 2011, las calificó de Apartheid.
- Porque la Unión Europea es el primer destinatario de las exportaciones israelíes, y gran parte de estos productos son fabricados ilegalmente en territorio ocupado palestino, y porque las empresas que los comercializan en nuestro país nos engañan, vendiéndolos como si fueran fabricados en territorio israelí.
- Porque no quiero ser cómplice de esta violación del Derecho Internacional Humanitario, y me resisto a comprar productos israelíes.
- Porque a través de la campaña global pacifista de Boicot, Desinversión y Sanciones contra Israel, puedo además contribuir a detener la injusticia, las violaciones de Derechos Humanos y los crímenes de guerra cometidos por Israel contra la población palestina.
- Porque quiero que en nuestros pueblos y ciudades, se vayan abriendo espacios donde no me hagan cómplice del Apartheid israelí, en los que no se vendan productos fabricados en este país o en las colonias construidas ilegalmente en territorio palestino.

Por todo ello, apoyo esta campaña de firmas y te invito a que tú también hagas público tu deseo de consumir de forma responsable y solidaria con el pueblo palestino.

[signature]

Comparte esto con tus amigas/os:


Espacio Libre de Apartheid Israelí

¿Conoces la campaña de ELAI?
Si tienes un bar, tienda, centro social o cultural... o participas en algún sindicato, asociación cultural, ayuntamiento... declárate Espacio Libre de Apartheid Israelí
ELAI

Qué productos boicotear

¡Únete al BDS!
Visita esta página para ver qué productos boicotear: boicotisrael.net/productos
Únete al BDS

Últimas noticias

  1. Boicot al Orgullo de Tel Aviv: Di no al pinkwashing del apartheid israelí

    Un año más, el colectivo queer palestino Pinwatching Israel nos llama al boicot del Tel Aviv Pride que tendrá lugar entre el 3 y el 9 de junio. El Orgullo de Tel Aviv es el evento principal de la propaganda del pinkwashing, estrategia del gobierno israelí para lavar de rosa sus crímenes, y venderse al mundo como tolerante y progresista.
  2. Nueve artistas rechazan participar en el Festival de Cine LGTB de Tel Aviv

    Nueve artistas del Estado español, Brasil, Francia y Pakistán cancelan su participación en el Festival Internacional de Cine LGTB de Tel Aviv (TLVFest), siguiendo la llamada del colectivo LGTBIQ+ palestino Pinkwatching Israel, que también nos llaman un año más al boicot del Orgullo de Tel Aviv.
  3. Ante su Nakba continua, nuestra eterna resistencia

    La Nakba no es un crimen del pasado, es un proceso continuo de desposesión, subyugación y limpieza étnica que sigue presente en la Palestina de hoy, contra el que tenemos que levantarnos desde todos los puntos del planeta. Ante su Nakba continua, nuestra eterna resistencia.
Más noticias...