¡Solidaridad con los presos palestinos en huelga de hambre!

10 mayo, 2017

Michael Warschawski, traducido al castellano por Catherine Germann
Veterano activista israelí anticolonialista, ex prisionero político y cofundador del Centro de Información Alternativa.

Las luchas de liberación nacional siempre han tenido sus presos políticos, considerados por la potencia colonial como terroristas, pero héroes a los ojos de su pueblo, quienes a menudo fueron jefes de Estado después de liberarse de la opresión colonial. Las huelgas de hambre de los presos políticos han estado en muchas ocasiones en el centro de las luchas de liberación nacional, con el reconocimiento de su estatus como presos políticos,  incluso como prisioneros de guerra, como principal reivindicación. Recordemos por ejemplo la gran huelga de los presos irlandeses en Long Kesh, en 1981, que provocó la muerte de Bobby Sand y de 9 de sus compañeros.

Los presos políticos palestinos han tenido también sus grandes huelgas de hambre, como la de Naf’ha en 1981, y sus víctimas, muertos de hambre o de las secuelas de una alimentación forzada realizada por personal incompetente.

A diferencia de los presos irlandeses o argelinos durante la ocupación colonial francesa, los presos palestinos no exigen los privilegios de presos políticos o de prisioneros de guerra, tal como quedan reconocidos por el derecho internacional. Exigen tener los mismos derechos que los de presos de derecho común. En efecto, contrariamente los derechos comunes, los seis mil presos políticos palestinos no tienen derecho a la educación, ni a la visita de familiares que no son de primer grado; las citas con sus abogados se hacen detrás de un cristal; y no tienen acceso a un teléfono para hablar con sus familiares. A diferencia de los derechos comunes, nunca tienen permisos (incluso después de 20 años de detención) y no tienen derecho a tener relaciones sexuales con sus esposas.

Y lo peor es que los pocos derechos que los presos palestinos han conseguido gracias a sus luchas y a numerosas huelgas de hambre se consideran favores, que a menudo se les quitan colectivamente por razones que no tienen nada que ver con su comportamiento en prisión, sino dentro del marco de represalias cuando la Autoridad Palestina no es suficientemente dócil a los ojos del gobierno israelí de turno. Benjamin Netanyahu a utilizado este medio de presión con frecuencia, y de hecho, desde hace diez años los derechos de los presos han sido sistemáticamente recortados,  retrocediendo a la situación de hace 30 años.

Hace 21 días ya desde que más de 1500 presos palestinos decidieran dejar de alimentarse para exigir una mejora de sus condiciones de detención. El número de huelguistas aumenta todos los días, hasta el punto de que parece que la unidad de los presos de las diferentes facciones, en particular de Hamas y Fatah, se ha logrado. Esta unión ha sido posible gracias a Marwan Barghouti, dirigente de Fatah en prisión y autor del « Documento de los Presos » que ha sido refrendado por los dirigentes de todas las facciones encarceladas y que sirve de referencia para una estrategia unitaria en la lucha de liberación palestina.

Los portavoces del gobierno israelí y los periodistas que están a su servicio manifiestan que la huelga actual es solo un medio utilizado por Marwan Barghouti para consolidar su liderazgo en Fatah como eventual sucesor de Mahmoud Abbas. Si creen lo que dicen a diario, es que no saben nada de la vida de los presos políticos en las cárceles israelíes, y hasta qué punto es difícil organizar una huelga de hambre que moviliza a centenares, incluso miles de presos pertenecientes a facciones políticas diferentes.

La huelga tiene un objetivo compartido por todos: recuperar los derechos elementales que habían conseguido a lo largo de las décadas anteriores, y que Netanyahu y su ministro de la policía, Gilad Erdan, les han quitado con el cínico eslogan de que “la prisión no es un campamento de verano”.

La situación de los presos políticos palestinos se ha convertido en una situación insoportable. Netanyahu tendrá que oír a los presos o enfrentarse a una huelga asesina, con todo lo que esto supone a nivel local e internacional. A nosotros nos incumbe presionar al gobierno israelí a ceder antes de que haya victimas. Es, más que nunca, la hora de la solidaridad con los presos políticos palestinos en lucha.

Compartir:

¡Firma por Palestina!

#YoNOComproApartheid

Al adherirme a la campaña #YoNOcomproApartheid, afirmo que no quiero que mi cesta de la compra beneficie al Apartheid israelí.

9,344 signatures

#YoNOComproApartheid

La Red de Solidaridad contra la Ocupación de Palestina lanza una campaña de adhesión ciudadana al boicot de los productos israelíes en señal de protesta contra las políticas de Apartheid, ocupación, despojo, colonización y asedio impuestas por Israel al pueblo palestino. Al adherirme a la campaña #YoNOcomproApartheid, afirmo que no quiero que mi cesta de la compra beneficie al Apartheid israelí.

¿Por qué #YoNOComproApartheid?

- Porque 66 años desde la expulsión de entre 700 y 950 mil palestinos y palestinas y la confiscación de sus viviendas, tierras y propiedades, ningún refugiado o refugiada ha podido retronar a sus casas ni ha recibido reparación.
- Porque han transcurrido 47 años desde la ocupación de Cisjordania, Gaza y Jerusalén Este, y estos territorios siguen bajo control militar israelí.
- Porque 10 años después de la Sentencia del Tribunal Internacional de Justicia de la Haya que exigió el desmantelamiento del Muro, Israel mantiene impunemente esta infraestructura de Apartheid.
- Porque desde el inicio de las supuestas conversaciones de paz iniciadas en agosto 2013 y suspendidas a finales de abril por Israel, este país ocupante ha autorizado la construcción de 14.000nuevas viviendas israelíes en asentamientos ilegales, 3226 de ellas en Jerusalén Este; ha asesinado a 61 personas palestinas y herido a 1751; ha demolido 508 viviendas, escuelas, fábricas y demás construcciones palestinas; ha desplazado a 899 y arrestado a 3300 palestinos y palestinas.
- Porque Israel no ha cesado de colonizar la tierra palestina y de expoliar al pueblo palestino de sus recursos, negando su autodeterminación y violando sus derechos fundamentales.
- Porque sus políticas discriminatorias contra los palestinos y palestinas han sido comparadas con las que los Boers aplicaron a la población sudafricana, y el Tribunal Russel sobre Palestina, en su audiencia en Ciudad del Cabo en 2011, las calificó de Apartheid.
- Porque la Unión Europea es el primer destinatario de las exportaciones israelíes, y gran parte de estos productos son fabricados ilegalmente en territorio ocupado palestino, y porque las empresas que los comercializan en nuestro país nos engañan, vendiéndolos como si fueran fabricados en territorio israelí.
- Porque no quiero ser cómplice de esta violación del Derecho Internacional Humanitario, y me resisto a comprar productos israelíes.
- Porque a través de la campaña global pacifista de Boicot, Desinversión y Sanciones contra Israel, puedo además contribuir a detener la injusticia, las violaciones de Derechos Humanos y los crímenes de guerra cometidos por Israel contra la población palestina.
- Porque quiero que en nuestros pueblos y ciudades, se vayan abriendo espacios donde no me hagan cómplice del Apartheid israelí, en los que no se vendan productos fabricados en este país o en las colonias construidas ilegalmente en territorio palestino.

Por todo ello, apoyo esta campaña de firmas y te invito a que tú también hagas público tu deseo de consumir de forma responsable y solidaria con el pueblo palestino.

[signature]

Comparte esto con tus amigas/os:


#AtletiJuegoLimpio


Últimas noticias

  1. Cádiz cancela muestra de cine israelí en apoyo a Palestina

    La Coordinadora Andalucía con Palestina aplaude la decisión tomada por el Ayuntamiento de Cádiz de cancelar la muestra de cine Israelí que comenzó el pasado martes 26 de septiembre en el Espacio de Cultura Contemporánea (ECCO) y que tenía previsto finalizar el próximo viernes 29.
  2. Israel mancha de sangre el festival Pop-Kultur de Berlín

    El Pop-Kultur Festival 2017 tendrá lugar en Berlín en los próximos días, pero no será como el resto de festivales, ya que la embajada de Israel en Alemania cofinancia el evento. Siete grupos artísticos que participaban en el festival, han suspendido sus actuaciones.
  3. AEGAL o el mercado de los derechos

    El WorldPride 2017 se cerró ayer con la mayor escenificación de pinkwashing y legitimación del Apartheid y ocupación israelí jamás realizada fuera de Israel. En la clausura de un evento global cuya pretensión era reivindicar los derechos de todas las personas LGTBIQ en el mundo, la Asociación de Empresas y Profesionales para Gays y lesbianas de Madrid y su Comunidad (AEGAL), vulneró el Derecho Internacional de los Derechos Humanos al asociar la ciudad de Jerusalén con el estado de Israel.
  4. El Congreso de los Diputados reconoce el derecho a promover el boicot a Israel

    28 de junio de 2017, Tras la aprobación ayer martes 27 de junio de 2017 por unanimidad en el Congreso de los Diputados de una Propuesta No de Ley que reconoce el Derecho a promover las campañas de Boicot, Desinversión y Sanciones a Israel BDS) la Red contra la Ocupación de Palestina - RESCOP emite el siguiente comunicado.
Más noticias...