El olivo está cautivo de la colonización

10 octubre, 2013

Santiago González Vallejo
Comité de Solidaridad con la Causa Árabe
http://causaarabeblog.blogspot.com.es/
Infografía

Infografía de Visualizing Palestine: Desde 1967, Israel ha arrancado de raíz 800.000 olivos, el equivalente a 33 Central Parks. Haz clic en la imagen para agrandar.

Por estas fechas se desarrolla la cosecha de la aceituna en Palestina. En los Territorios Ocupados.

El olivo es un cautivo más de la ocupación. Los check point limitan la movilidad de agricultores y cosechas. El muro que hunde sus raíces en tierra palestina, al este de la frontera del 67, ha roto la vida de muchos árboles. Muchas veces hay que atravesar verjas de inescrutable horario para que el campesino mayor, ya no puede ser joven, vaya desde su vivienda en un pueblo, a su campo. Esto se ve muy bien en ese impresionante documental ‘5 Broken Cameras’, 5 Cámaras Rotas.

Mientras hace ese paseo, podrá ver otros campos y colinas expropiadas, simplemente robadas por los colonos y el Ejército israelí. El agua, tan necesaria, un derecho humano, tendrá un reparto desigual. Él no puede hacer ningún pozo. El agua es escasa. Pero quizá vea una piscina en la casa del colono que acaba de adquirir la nacionalidad israelí, aunque provenga de Burgos, mientras su hermano, exiliado o preso, no podrá volver a ver y cultivar sus propias tierras. Si mira un recibo del agua, su precio es mayor que la que paga un israelí. La economía palestina está colonizada. Está financiando a la del colonizador.

Además sabe que su aceituna o su aceite, jabón y otros productos no podrán llegar a Jerusalén. Los productos palestinos tienen acotados sus zonas de venta y será difícil que su primo de Jerusalén pruebe sus higos. Mientras, en la tienda del pueblo se amontonan los productos israelíes, algunos de las propias colonias, como único suministro para la vida diaria.

En Gaza es peor. Ya dice un lema jesuita que si las cosas están mal, pueden ir a peor. Han arrasado con cientos de metros los buldócer. Líneas de seguridad en todo el perímetro del campo de concentración de Gaza donde no se puede cultivar. Gaza, la que antes exportaba a Europa miles de toneladas de frutos y flores, no tiene puerto, no tiene aeropuerto, no tiene más que unos puestos aduaneros que al albur de militares israelíes o egipcios se abren. No hay tantas cosas. No hay fertilizantes. No hay energía. Se corta el agua de las potabilizadoras. Las cañerías rotas vierten y expanden el agua negra. No se trata el agua negra…

Tampoco está claro, no hay certificado de su origen, si las tallas de olivo que los turistas compran en la Tierra Santa. Pueden ser olivos arrancados a los palestinos que los israelíes comercializan. Comercializan hasta las lágrimas ajenas.

La ‘ayuda’ comprada por la UNRWA -con dinero de Europa- proviene en muchos casos de productores israelíes. Ellos deciden que si hay exceso de peras y están bajando su precio en Israel abren la puerta de la prisión de Gaza a las peras, en lugar de las manzanas. Es un mercado cautivo israelí y encima desde el exterior les pagan. Un chollo de colonización que no tiene que dar cuenta del incumplimiento flagrante de las Convenciones de Ginebra. Mientras, el Cuarteto (la ONU, Estados Unidos, Rusia, la Unión Europea), los vigilantes del proceso de paz, los lunes,los martes y así hasta el domingo de todas las semanas y años, mirando al sol.

Todo esto y mucho más es a lo que se enfrentan los palestinos. Contra esto y mucho más es lo que intentan luchar las múltiples iniciativas solidarias internacionalistas.

Desde las expediciones de solidarios que acompañan el trabajo de campesinos y pescadores para que colonos y ejército israelí tengan testigos molestos si pretenden destruir cosechas o impedir el trabajo; el Arca de Gaza, una campaña que consiste en fletar un barco con productos palestinos desde Gaza para comercializar los productos romper el bloqueo de Gaza; la Campaña de Boicot, Desinversiones y Sanciones contra los productos israelíes o las embajadas pseudo culturales que venden un Israel que no coloniza o que quiere una ‘paz’ sobre el escarnio y el yugo del apartheid; el turismo solidario que alimente económicamente a Palestina y de la espalda a los mercaderes de una Tierra Santa que viven a costa del sufrimiento palestino.

Hay muchas formas de intervenir. Todas son buenas. No se puede ser neutral ante el sufrimiento. Una ‘paz’ que se basa en la colonización y el apartheid hay que combatirla. Hasta lograr una paz justa. Y es el momento de organizarse y trabajar por una paz justa. Esa es la cuestión.

Compartir:

¡Firma por Palestina!

#YoNOComproApartheid

Al adherirme a la campaña #YoNOcomproApartheid, afirmo que no quiero que mi cesta de la compra beneficie al Apartheid israelí.

9,305 signatures

#YoNOComproApartheid

La Red de Solidaridad contra la Ocupación de Palestina lanza una campaña de adhesión ciudadana al boicot de los productos israelíes en señal de protesta contra las políticas de Apartheid, ocupación, despojo, colonización y asedio impuestas por Israel al pueblo palestino. Al adherirme a la campaña #YoNOcomproApartheid, afirmo que no quiero que mi cesta de la compra beneficie al Apartheid israelí.

¿Por qué #YoNOComproApartheid?

- Porque 66 años desde la expulsión de entre 700 y 950 mil palestinos y palestinas y la confiscación de sus viviendas, tierras y propiedades, ningún refugiado o refugiada ha podido retronar a sus casas ni ha recibido reparación.
- Porque han transcurrido 47 años desde la ocupación de Cisjordania, Gaza y Jerusalén Este, y estos territorios siguen bajo control militar israelí.
- Porque 10 años después de la Sentencia del Tribunal Internacional de Justicia de la Haya que exigió el desmantelamiento del Muro, Israel mantiene impunemente esta infraestructura de Apartheid.
- Porque desde el inicio de las supuestas conversaciones de paz iniciadas en agosto 2013 y suspendidas a finales de abril por Israel, este país ocupante ha autorizado la construcción de 14.000nuevas viviendas israelíes en asentamientos ilegales, 3226 de ellas en Jerusalén Este; ha asesinado a 61 personas palestinas y herido a 1751; ha demolido 508 viviendas, escuelas, fábricas y demás construcciones palestinas; ha desplazado a 899 y arrestado a 3300 palestinos y palestinas.
- Porque Israel no ha cesado de colonizar la tierra palestina y de expoliar al pueblo palestino de sus recursos, negando su autodeterminación y violando sus derechos fundamentales.
- Porque sus políticas discriminatorias contra los palestinos y palestinas han sido comparadas con las que los Boers aplicaron a la población sudafricana, y el Tribunal Russel sobre Palestina, en su audiencia en Ciudad del Cabo en 2011, las calificó de Apartheid.
- Porque la Unión Europea es el primer destinatario de las exportaciones israelíes, y gran parte de estos productos son fabricados ilegalmente en territorio ocupado palestino, y porque las empresas que los comercializan en nuestro país nos engañan, vendiéndolos como si fueran fabricados en territorio israelí.
- Porque no quiero ser cómplice de esta violación del Derecho Internacional Humanitario, y me resisto a comprar productos israelíes.
- Porque a través de la campaña global pacifista de Boicot, Desinversión y Sanciones contra Israel, puedo además contribuir a detener la injusticia, las violaciones de Derechos Humanos y los crímenes de guerra cometidos por Israel contra la población palestina.
- Porque quiero que en nuestros pueblos y ciudades, se vayan abriendo espacios donde no me hagan cómplice del Apartheid israelí, en los que no se vendan productos fabricados en este país o en las colonias construidas ilegalmente en territorio palestino.

Por todo ello, apoyo esta campaña de firmas y te invito a que tú también hagas público tu deseo de consumir de forma responsable y solidaria con el pueblo palestino.

[signature]

Comparte esto con tus amigas/os:


#AtletiJuegoLimpio


Últimas noticias

  1. Israel mancha de sangre el festival Pop-Kultur de Berlín

    El Pop-Kultur Festival 2017 tendrá lugar en Berlín en los próximos días, pero no será como el resto de festivales, ya que la embajada de Israel en Alemania cofinancia el evento. Siete grupos artísticos que participaban en el festival, han suspendido sus actuaciones.
  2. AEGAL o el mercado de los derechos

    El WorldPride 2017 se cerró ayer con la mayor escenificación de pinkwashing y legitimación del Apartheid y ocupación israelí jamás realizada fuera de Israel. En la clausura de un evento global cuya pretensión era reivindicar los derechos de todas las personas LGTBIQ en el mundo, la Asociación de Empresas y Profesionales para Gays y lesbianas de Madrid y su Comunidad (AEGAL), vulneró el Derecho Internacional de los Derechos Humanos al asociar la ciudad de Jerusalén con el estado de Israel.
  3. El Congreso de los Diputados reconoce el derecho a promover el boicot a Israel

    28 de junio de 2017, Tras la aprobación ayer martes 27 de junio de 2017 por unanimidad en el Congreso de los Diputados de una Propuesta No de Ley que reconoce el Derecho a promover las campañas de Boicot, Desinversión y Sanciones a Israel BDS) la Red contra la Ocupación de Palestina - RESCOP emite el siguiente comunicado.
Más noticias...