Llamamiento a la Universidad Católica de San Antonio de Murcia a anular la concesión del doctorado honoris causa a Benjamín Netanyahu

6 septiembre, 2013

La Universidad Católica de San Antonio de Murcia (UCAM) ha decidido investir al Primer Ministro Israelí, Benjamín Netanyahu, Doctor Honoris Causa a través de la cátedra de Ética Política y Humanidades de esa universidad, dirigida por José María Aznar, quien ejercerá de padrino. La decisión de la UCAM nos parece incomprensible si tenemos en cuenta la política actual del Estado de Israel que vulnera sistemáticamente los derechos civiles del pueblo palestino. Esa política ha sido sancionada abiertamente por la Unión Europea, que ha aprobado una nueva directiva comunitaria que prohíbe cualquier financiación, cooperación o concesión de galardones a residentes en asentamientos judíos de Cisjordania y Jerusalén Este.

En ese contexto, para una universidad de ideario católico como la UCAM deberían ser especialmente relevantes los obstáculos que el estado israelí impone a los creyentes cristianos y musulmanes para acceder a los lugares santos, la política sistemática de intentar borrar las evidencias históricas de la población no-judía de palestina e incluso la persecución de dignatarios del credo ortodoxo.

En el ámbito académico, deben destacarse los obstáculos al ejercicio de los derechos a la educación superior como el estrangulamiento y los ataques militares a las universidades palestinas y las restricciones a las que son sometidos sus estudiantes, profesorado y personal administrativo. Por ejemplo, según el Centro por los Derechos Humanos en Gaza, desde que el gobierno israelí impuso en junio de 2007 un bloqueo absoluto, los estudiantes de Gaza están completamente ausentes de las instituciones académicas de Cisjordania cuando antes suponían un 35% del total de sus estudiantes. Asimismo, una encuesta publicada recientemente por la UNESCO señala que el 72% de los estudiantes palestinos encuestados no son optimistas en cuanto al futuro y esperan el estallido de una guerra en cualquier momento [1].

Finalmente, un informe de Ruhan Nagra publicado en 2013 sobre la situación del sistema educativo superior palestino concluyó: «Durante décadas Israel ha operado un amplio régimen de circulación interna y externa y ha impuesto restricciones de acceso en detrimento de la enseñanza superior palestina y en otros procesos de desarrollo económico y bienestar social en Cisjordania y la Franja de Gaza. Habida cuenta de su carácter arbitrario e indiscriminado, la inspiración política y el impacto perjudicial en la vida civil palestina, este amplio régimen restrictivo contraviene claramente el derecho internacional» [2].

Por otro lado, este galardón se otorga en el momento en que el gobierno liderado por el Primer Ministro Benjamín Netanyahu planea construir nuevos asentamientos ilegales en los territorios ocupados en 1967. Esta política ha llevado a la UE a decidir aplicar una resolución de Naciones Unidas que obliga a Israel a respetar la frontera de 1967. En su trayectoria política, Benjamín Netanyahu perteneció en su juventud a las fuerzas especiales israelíes y siempre se ha alineado con los sectores contrarios a una solución justa y negociada del conflicto palestino: en 2001 intervino públicamente para que el comité central del Likud rechazara la creación de un Estado palestino y en 2004 dimitió cuando el general Ariel Sharon, entonces primer ministro, decidió abandonar Gaza. Su ética política, por la que ahora lo premia la UCAM, quedó patente cuando en enero de 2010 siendo Primer Ministro, visitó la sede del Mosad para supervisar los últimos preparativos del asesinato en Dubai del líder de Hamás, Mahmud al-Mabhuh.

La política del Estado de Israel ha justificado el llamamiento de la sociedad civil palestina e internacional a una campaña de boicot las instituciones académicas israelíes en tanto esas instituciones no cesen en su complicidad con las políticas de ocupación, colonización y discriminación violatorias del derecho internacional. Esta campaña es similar a la que, en su momento, mostró eficazmente la postura de la comunidad internacional en defensa de los derechos humanos y civiles del pueblo de Sudáfrica contra el régimen de Apartheid. A esta campaña se están sumando numerosas organizaciones que suspenden sus relaciones institucionales y retiran sus inversiones en Israel, como la Universidad de Johannesburg (UBG), así personalidades académicas que se unen al boicot de esas instituciones como Stéphane Hessel, Arundhati Roy, Judith Butler, Naomi Klein, Ilan Pappe, y recientemente Stephen Hawking.

Desde la comunidad académica, vemos necesario denunciar y condenar la decisión de la UCAM de conceder este galardón académico por su contradicción con la tendencia europea y española de condenar la violación de las resoluciones aprobadas por organismos internacionales. No nos parece apropiado conceder dicho reconocimiento académico mientras Israel no respete el derecho a la educación superior de cientos de miles de alumnos, profesores y trabajadores en las universidades palestinas.

En consecuencia, llamamos a la UCAM a anular la decisión de otorgar este Doctorado Honoris Causa y suspender sus relaciones institucionales con Israel hasta que ese estado se atenga a la legislación internacional y cese el sistema de colonización y apartheid con el que somete a la población palestina.

Autónom@s por Palestina
Cantoblanco, julio de 2013

 

Notas:
[1] Disponible en http://unesdoc.unesco.org/images/0019/001904/190400e.pdf.
[2] Nagra, Ruhan (Mayo 2013). Academia Undermined: Israeli Restrictions on Foreign National Academics in Palestinian Higher Education Institutions. Field Research, May 2013, disponible en http://www.pchrgaza.org/files/2013/Education%20Report%20Academia%20Undermined%20May%202013.pdf.

¡Firma por Palestina!

#YoNOComproApartheid

Al adherirme a la campaña #YoNOcomproApartheid, afirmo que no quiero que mi cesta de la compra beneficie al Apartheid israelí.

10,453 signatures

#YoNOComproApartheid

La Red de Solidaridad contra la Ocupación de Palestina lanza una campaña de adhesión ciudadana al boicot de los productos israelíes en señal de protesta contra las políticas de Apartheid, ocupación, despojo, colonización y asedio impuestas por Israel al pueblo palestino. Al adherirme a la campaña #YoNOcomproApartheid, afirmo que no quiero que mi cesta de la compra beneficie al Apartheid israelí.

¿Por qué #YoNOComproApartheid?

- Porque 66 años desde la expulsión de entre 700 y 950 mil palestinos y palestinas y la confiscación de sus viviendas, tierras y propiedades, ningún refugiado o refugiada ha podido retronar a sus casas ni ha recibido reparación.
- Porque han transcurrido 47 años desde la ocupación de Cisjordania, Gaza y Jerusalén Este, y estos territorios siguen bajo control militar israelí.
- Porque 10 años después de la Sentencia del Tribunal Internacional de Justicia de la Haya que exigió el desmantelamiento del Muro, Israel mantiene impunemente esta infraestructura de Apartheid.
- Porque desde el inicio de las supuestas conversaciones de paz iniciadas en agosto 2013 y suspendidas a finales de abril por Israel, este país ocupante ha autorizado la construcción de 14.000nuevas viviendas israelíes en asentamientos ilegales, 3226 de ellas en Jerusalén Este; ha asesinado a 61 personas palestinas y herido a 1751; ha demolido 508 viviendas, escuelas, fábricas y demás construcciones palestinas; ha desplazado a 899 y arrestado a 3300 palestinos y palestinas.
- Porque Israel no ha cesado de colonizar la tierra palestina y de expoliar al pueblo palestino de sus recursos, negando su autodeterminación y violando sus derechos fundamentales.
- Porque sus políticas discriminatorias contra los palestinos y palestinas han sido comparadas con las que los Boers aplicaron a la población sudafricana, y el Tribunal Russel sobre Palestina, en su audiencia en Ciudad del Cabo en 2011, las calificó de Apartheid.
- Porque la Unión Europea es el primer destinatario de las exportaciones israelíes, y gran parte de estos productos son fabricados ilegalmente en territorio ocupado palestino, y porque las empresas que los comercializan en nuestro país nos engañan, vendiéndolos como si fueran fabricados en territorio israelí.
- Porque no quiero ser cómplice de esta violación del Derecho Internacional Humanitario, y me resisto a comprar productos israelíes.
- Porque a través de la campaña global pacifista de Boicot, Desinversión y Sanciones contra Israel, puedo además contribuir a detener la injusticia, las violaciones de Derechos Humanos y los crímenes de guerra cometidos por Israel contra la población palestina.
- Porque quiero que en nuestros pueblos y ciudades, se vayan abriendo espacios donde no me hagan cómplice del Apartheid israelí, en los que no se vendan productos fabricados en este país o en las colonias construidas ilegalmente en territorio palestino.

Por todo ello, apoyo esta campaña de firmas y te invito a que tú también hagas público tu deseo de consumir de forma responsable y solidaria con el pueblo palestino.

[signature]

Comparte esto con tus amigas/os:


Espacio Libre de Apartheid Israelí

¿Conoces la campaña de ELAI?
Si tienes un bar, tienda, centro social o cultural... o participas en algún sindicato, asociación cultural, ayuntamiento... declárate Espacio Libre de Apartheid Israelí
ELAI

Qué productos boicotear

¡Únete al BDS!
Visita esta página para ver qué productos boicotear: boicotisrael.net/productos
Únete al BDS

Últimas noticias

  1. Kuirs con Palestina y BDS en el Orgullo Crítico madrileño

    El 28 de junio participamos desde la campaña de BDS en el Orgullo Crítico 2019 para decir NO al pinkwashing israelí y para apoyar a la comunidad LGTBQIA+ palestina que sigue resistiendo a la ocupación, la colonización y el apartheid israelíes.
  2. La Pegatina sigue sin querer quitarse la venda

    Damos la bienvenida al posicionamiento público de La Pegatina y Adrià Salas sobre el pueblo palestino y afirmando que no irán a Eurovisión mientras sea en Israel. Sin embargo, este paso es insuficiente, ya que su complicidad con el apartheid israelí continúa.
Más noticias...