Carta abierta sobre la película alemana-israelí ‘Muhi: Generally temporary’ en el Festival de Cine y Derechos Humanos de Donostia

21 abril, 2018

La Asociación Palestina Biladi recuerda al Giza Eskubideen Zinemaldia / Festival de Cine y Derechos Humanos de Donostia que la película Muhi: Generally Temporary no hace un relato veraz de la situación en Gaza, donde el “único responsable del colapso de su sistema de salud es el bloqueo impuesto por Israel”.

Muhi: Generally temporary, en el Festival de Cine y Derechos Humanos de Donostia

La película Muhi: Generally temporary incluida en el apartado “Gaza, enclave inhabitable” no aporta explicación alguna sobre los antecedentes y el contexto en el que se encuentra la Franja de Gaza, lugar donde ha nacido el protagonista. Gaza lleva 11 años de bloqueo, interrumpidos por tres guerras genocidas y el pueblo palestino de Gaza aún vive con sus heridas físicas, mentales y emocionales. Sus cuerpos no pueden sanar porque la medicina requerida no está permitida en la Franja de Gaza. Sus casas no pueden ser reconstruidas y el acero y el cemento de la última masacre del verano de 2014 no pueden ser removidos porque los camiones y excavadoras que pueden removerlos no pueden entrar en la Franja de Gaza. Nunca antes se han negado a una población los requisitos básicos para sobrevivir como una política deliberada de colonización, ocupación y apartheid. Esto es lo que Israel está haciendo con la población de Gaza hoy, 2 millones de personas, viviendo sin suministro de agua potable, alimentos, electricidad, medicinas y casi la mitad son niños menores de 15 años.

Esta película ofrece una visión de Israel como un país donde las personas, como el protagonista Muhi, son recibidas con los brazos abiertos; un país que pone a su disposición todos los medios técnicos y sanitarios a su alcance. Pero deja de lado que es el gobierno de Israel quien encarcela a dos millones de personas en Gaza impidiendo desde su libertad de movimiento a la entrada de los bienes más elementales para la vida como el material sanitario o el combustible necesario para la electricidad. Sobre el terreno la vida para el palestino promedio en Gaza es cada día más miserable pero su población se resiste a considerarlo como “normal”. Un niño de 11 años no sabe lo que son unas horas de electricidad seguidas al día y ya nadie recuerda cuando el agua potable manaba por el grifo.En 2012 la ONU elaboró un informe sobre las condiciones de vida en Gaza y predijo que, según las tendencias que se estaban viendo entonces, Gaza estaba en camino de volverse ‘inhabitable’ para 2020. Es sin lugar a dudas un castigo colectivo que la fuerza ocupante, Israel, somete a más de dos millones de personas en la mayor cárcel del mundo.

En resumen lo que no dice la película es que Gaza no ha sufrido ni sufre una catástrofe natural y el único responsable del colapso de su sistema de salud es el bloqueo impuesto por Israel. Si no existiera el bloqueo no hubiera sido necesario que el protagonista, Muhi, tuviera que ser tratado fuera de Gaza. Así mismo el niño ha sido separado de su familia, su padre no lo ha podido volver a ver y su madre solo en dos ocasiones.

Lo que no dice la película es que la situación de Gaza es una forma severa de castigo colectivo descrita por Richrad Falk, ex Relator Especial de la ONU para los Derechos Humanos como “un preludio del genocidio” o dicho de otra forma “genocidio progresivo” sin precedentes en la historia de la humanidad.

Israel ha destruido Gaza e impide su reconstrucción con total impunidad. Estos días estamos viendo como asesinan a personas desarmadas que se manifiestan por el derecho al retorno, pero ni los gobiernos ni las instituciones cumplen con su obligación de aplicarle sanciones a Israel. Al contrario, se le premia reforzando la cooperación cultural y económica . Ante tanta pasividad y complicidad , desde Palestina nos piden que impulsemos la campaña BDS (Boicot, Desinversiones y Sanciones ) en defensa de los derechos humanos y la legalidad internacional.

Consideramos que con esta película no se presta la voz a la realidad palestina sino que se ofrece una mirada amable y comprensiva al ocupante israelí. La voz palestina necesita más que nunca ser escuchada por un Festival de Derechos Humanos que quiera ofrecer unas películas de calidad y cuya mirada sea lo más fidedigna con la realidad posible.

Asociacion Palestina Biladi
Compartir:

¡Firma por Palestina!

#YoNOComproApartheid

Al adherirme a la campaña #YoNOcomproApartheid, afirmo que no quiero que mi cesta de la compra beneficie al Apartheid israelí.

9,901 signatures

#YoNOComproApartheid

La Red de Solidaridad contra la Ocupación de Palestina lanza una campaña de adhesión ciudadana al boicot de los productos israelíes en señal de protesta contra las políticas de Apartheid, ocupación, despojo, colonización y asedio impuestas por Israel al pueblo palestino. Al adherirme a la campaña #YoNOcomproApartheid, afirmo que no quiero que mi cesta de la compra beneficie al Apartheid israelí.

¿Por qué #YoNOComproApartheid?

- Porque 66 años desde la expulsión de entre 700 y 950 mil palestinos y palestinas y la confiscación de sus viviendas, tierras y propiedades, ningún refugiado o refugiada ha podido retronar a sus casas ni ha recibido reparación.
- Porque han transcurrido 47 años desde la ocupación de Cisjordania, Gaza y Jerusalén Este, y estos territorios siguen bajo control militar israelí.
- Porque 10 años después de la Sentencia del Tribunal Internacional de Justicia de la Haya que exigió el desmantelamiento del Muro, Israel mantiene impunemente esta infraestructura de Apartheid.
- Porque desde el inicio de las supuestas conversaciones de paz iniciadas en agosto 2013 y suspendidas a finales de abril por Israel, este país ocupante ha autorizado la construcción de 14.000nuevas viviendas israelíes en asentamientos ilegales, 3226 de ellas en Jerusalén Este; ha asesinado a 61 personas palestinas y herido a 1751; ha demolido 508 viviendas, escuelas, fábricas y demás construcciones palestinas; ha desplazado a 899 y arrestado a 3300 palestinos y palestinas.
- Porque Israel no ha cesado de colonizar la tierra palestina y de expoliar al pueblo palestino de sus recursos, negando su autodeterminación y violando sus derechos fundamentales.
- Porque sus políticas discriminatorias contra los palestinos y palestinas han sido comparadas con las que los Boers aplicaron a la población sudafricana, y el Tribunal Russel sobre Palestina, en su audiencia en Ciudad del Cabo en 2011, las calificó de Apartheid.
- Porque la Unión Europea es el primer destinatario de las exportaciones israelíes, y gran parte de estos productos son fabricados ilegalmente en territorio ocupado palestino, y porque las empresas que los comercializan en nuestro país nos engañan, vendiéndolos como si fueran fabricados en territorio israelí.
- Porque no quiero ser cómplice de esta violación del Derecho Internacional Humanitario, y me resisto a comprar productos israelíes.
- Porque a través de la campaña global pacifista de Boicot, Desinversión y Sanciones contra Israel, puedo además contribuir a detener la injusticia, las violaciones de Derechos Humanos y los crímenes de guerra cometidos por Israel contra la población palestina.
- Porque quiero que en nuestros pueblos y ciudades, se vayan abriendo espacios donde no me hagan cómplice del Apartheid israelí, en los que no se vendan productos fabricados en este país o en las colonias construidas ilegalmente en territorio palestino.

Por todo ello, apoyo esta campaña de firmas y te invito a que tú también hagas público tu deseo de consumir de forma responsable y solidaria con el pueblo palestino.

[signature]

Comparte esto con tus amigas/os:


Espacio Libre de Apartheid Israelí

¿Conoces la campaña de ELAI?
Si tienes un bar, tienda, centro social o cultural... o participas en algún sindicato, asociación cultural, ayuntamiento... declárate Espacio Libre de Apartheid Israelí
ELAI

Qué productos boicotear

¡Únete al BDS!
Visita esta página para ver qué productos boicotear: boicotisrael.net/productos
Únete al BDS

Últimas noticias

  1. Boicot al Orgullo de Tel Aviv: Di no al pinkwashing del apartheid israelí

    Un año más, el colectivo queer palestino Pinwatching Israel nos llama al boicot del Tel Aviv Pride que tendrá lugar entre el 3 y el 9 de junio. El Orgullo de Tel Aviv es el evento principal de la propaganda del pinkwashing, estrategia del gobierno israelí para lavar de rosa sus crímenes, y venderse al mundo como tolerante y progresista.
  2. Nueve artistas rechazan participar en el Festival de Cine LGTB de Tel Aviv

    Nueve artistas del Estado español, Brasil, Francia y Pakistán cancelan su participación en el Festival Internacional de Cine LGTB de Tel Aviv (TLVFest), siguiendo la llamada del colectivo LGTBIQ+ palestino Pinkwatching Israel, que también nos llaman un año más al boicot del Orgullo de Tel Aviv.
Más noticias...