La Red de Medios Comunitarios se suma al BDS y llama a la solidaridad con el pueblo palestino

9 diciembre, 2014

La Asamblea General de la Red de Medios Comunitarios (ReMC) decidió el pasado 9 de noviembre de 2014, reunida en Sevilla, sumarse a la campaña BDS (Boicot, Desinveriones y Sanciones) contra el apartheid israelí a petición de varios medios socios y en respuesta a la impunidad de Israel ante la última agresión israelí en la Franja de Gaza.
Asamblea Extraordinaria de la Red de Medios Comunitarios en Sevilla el 8 y 9 noviembre 2014.

La Asamblea General de la Red de Medios Comunitarios acordó unirse al BDS en Sevilla el 8 y 9 noviembre 2014 / @ReMC_org

La radio comunitaria ha sido desde hace tiempo uno de los elementos clave de los movimientos populares de justicia social a nivel internacional. El apoyo de la ReMC a la campaña global por el BDS toma como referente la resolución de la AMARC (Asociación Mundial de Radio Comunitarias) en el 2010 en Argentina, y suma esfuerzos en la consecución de una paz justa, duradera e igualitaria.

En el Estado Palestino Ocupado, proyectos como el International Middle East Media Center (IMEMC), una estación miembro de AMARC, produce regularmente reportajes radiofónicos sobre la realidad humana de la vida de los palestinos bajo el apartheid israelí, emisiones que son reemitidas por estaciones de radio comunitarias a escala mundial.

Hoy, 29 de noviembre de 2014, Día Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino, queremos lanzar esta iniciativa de apoyar el BDS por parte de la ReMC para aumentar la presión sobre el Gobierno israelí para acabar con el asedio a Gaza, poner punto final a la ocupación militar de Cisjordania, respetar la legislación internacional relativa a Palestina y terminar con el apartheid que sufren los palestinos y palestinas. Una red mediática estatal como la ReMC, con más de 45 medios asociados, puede contribuir a seguir construyendo la campaña BDS a través de los movimientos populares y de las radios comunitarias.

Considerando que la opresión de Israel en contra del pueblo palestino implica: la negación de su responsabilidad directa en la Nakba, (limpieza étnica y éxodo palestino) hace ya más de 66 años, la negación del derecho al retorno de los refugiados, la colonización y ocupación militar de Cisjordania (incluyendo Jerusalén Éste) y el asedio a Gaza, el sistema de discriminación racial y segregación contra los ciudadanos palestinos (apartheid).

Considerando que tanto los medios de comunicación israelíes, como sus instituciones han contribuido directamente a mantener, defender y justificar formas de opresión ilegales según denuncia la comunidad internacional.

Considerando que Israel atenta de forma constante contra la libertad de expresión, el derecho a la comunicación de la ciudadanía palestina e israelí.

Considerando que todas las formas de intervención internacional para forzar a Israel a cumplir la ley internacional o para poner fin a la represión contra los palestinos han fracasado y que la impunidad de Israel no es comparable con ningún otro estado en el mundo.

Considerando que los medios comunitarios y la sociedad civil que los forma tenemos la responsabilidad moral de luchar contra la injusticia, como ocurrió, por ejemplo, con la lucha por la abolición del apartheid en Sudáfrica a través de diversas formas de boicot.

Considerando que el creciente movimiento internacional de boicot contra Israel ha expresado la necesidad de un marco de referencia palestino que contenga las directrices básicas, dentro del espíritu de solidaridad internacional, coherencia moral y resistencia contra la injusticia y la opresión.

Resolvemos apoyar la declaración de AMARC 10 (10º congreso internacional de la Asociación Mundial de Radios Comunitarias AMARC) y apoyar como ReMC el llamamiento al Boicot, Desinversión y Sanciones contra Israel.

Resolvemos, además, que la REMC, de manera sistemática y exhaustiva, boicotearán todas las instituciones de comunicación y a todos los productos israelíes como contribución a la lucha por el fin de la ocupación, la colonización y el sistema de apartheid perpetrado por Israel, aplicando las siguientes acciones:

  • Rechazo a participar en cualquier forma de cooperación, colaboración y proyectos conjuntos con medios e instituciones de comunicación de Israel.
  • Defensa de un boicot exhaustivo a los medios e instituciones de comunicación de Israel, a nivel nacional e internacional, incluyendo la suspensión de todas las formas de financiación y subsidio a estas instituciones.
  • Promoción de la desinversión y no financiación de Israel por parte de los medios e instituciones de comunicación internacionales.
  • Apoyo directo a los medios e instituciones de comunicación de Palestina, sin requerir como condición implícita o explícita para obtener este apoyo su colaboración con contrapartes israelíes.
  • Trabajar por la condena de las políticas de Israel presionando a nuestras respectivas estaciones de radio, asociaciones y organizaciones para que adopten resoluciones.

Resolvemos además que, a menos que viole cualquiera de los criterios anteriores, y sin que exista patrocinio oficial israelí, el producto individual de un trabajador de los medios de comunicación israelíes en sí no es boicoteable. De la misma forma apoyamos la creación de nuevas emisoras comunitarias en Palestina e Israel.

La sociedad civil palestina, lanzó en 2005 una campaña ciudadana global en una llamada a impulsar la estrategia del BDS contra Israel. La campaña busca tres objetivos claros:

  • La finalización de la ocupación y colonización de todas las tierras árabes y el desmantelamiento del Muro del Apartheid (declarado ilegal y ordenado su derribo por la Corte Penal Internacional desde 2004);
  • Poner fin al apartheid: el reconocimiento de los derechos fundamentales de los ciudadanos palestinos de Israel para una igualdad completa;
  • Respetar, proteger y promover los derechos de los palestinos refugiados a retornar a sus casas y propiedades como lo estipuló la resolución 194 de Naciones Unidas.

Inspirada en la campaña de boicot contra el apartheid sudafricano, esta iniciativa está considerada como el medio más efectivo de acabar con la ocupación colonial y el apartheid en Palestina y exigir responsabilidades a Israel ante el derecho internacional en la búsqueda de una paz justa.

¡Firma por Palestina!

#YoNOComproApartheid

Al adherirme a la campaña #YoNOcomproApartheid, afirmo que no quiero que mi cesta de la compra beneficie al Apartheid israelí.

9,740 signatures

#YoNOComproApartheid

La Red de Solidaridad contra la Ocupación de Palestina lanza una campaña de adhesión ciudadana al boicot de los productos israelíes en señal de protesta contra las políticas de Apartheid, ocupación, despojo, colonización y asedio impuestas por Israel al pueblo palestino. Al adherirme a la campaña #YoNOcomproApartheid, afirmo que no quiero que mi cesta de la compra beneficie al Apartheid israelí.

¿Por qué #YoNOComproApartheid?

- Porque 66 años desde la expulsión de entre 700 y 950 mil palestinos y palestinas y la confiscación de sus viviendas, tierras y propiedades, ningún refugiado o refugiada ha podido retronar a sus casas ni ha recibido reparación.
- Porque han transcurrido 47 años desde la ocupación de Cisjordania, Gaza y Jerusalén Este, y estos territorios siguen bajo control militar israelí.
- Porque 10 años después de la Sentencia del Tribunal Internacional de Justicia de la Haya que exigió el desmantelamiento del Muro, Israel mantiene impunemente esta infraestructura de Apartheid.
- Porque desde el inicio de las supuestas conversaciones de paz iniciadas en agosto 2013 y suspendidas a finales de abril por Israel, este país ocupante ha autorizado la construcción de 14.000nuevas viviendas israelíes en asentamientos ilegales, 3226 de ellas en Jerusalén Este; ha asesinado a 61 personas palestinas y herido a 1751; ha demolido 508 viviendas, escuelas, fábricas y demás construcciones palestinas; ha desplazado a 899 y arrestado a 3300 palestinos y palestinas.
- Porque Israel no ha cesado de colonizar la tierra palestina y de expoliar al pueblo palestino de sus recursos, negando su autodeterminación y violando sus derechos fundamentales.
- Porque sus políticas discriminatorias contra los palestinos y palestinas han sido comparadas con las que los Boers aplicaron a la población sudafricana, y el Tribunal Russel sobre Palestina, en su audiencia en Ciudad del Cabo en 2011, las calificó de Apartheid.
- Porque la Unión Europea es el primer destinatario de las exportaciones israelíes, y gran parte de estos productos son fabricados ilegalmente en territorio ocupado palestino, y porque las empresas que los comercializan en nuestro país nos engañan, vendiéndolos como si fueran fabricados en territorio israelí.
- Porque no quiero ser cómplice de esta violación del Derecho Internacional Humanitario, y me resisto a comprar productos israelíes.
- Porque a través de la campaña global pacifista de Boicot, Desinversión y Sanciones contra Israel, puedo además contribuir a detener la injusticia, las violaciones de Derechos Humanos y los crímenes de guerra cometidos por Israel contra la población palestina.
- Porque quiero que en nuestros pueblos y ciudades, se vayan abriendo espacios donde no me hagan cómplice del Apartheid israelí, en los que no se vendan productos fabricados en este país o en las colonias construidas ilegalmente en territorio palestino.

Por todo ello, apoyo esta campaña de firmas y te invito a que tú también hagas público tu deseo de consumir de forma responsable y solidaria con el pueblo palestino.

[signature]

Comparte esto con tus amigas/os:


Espacio Libre de Apartheid Israelí

¿Conoces la campaña de ELAI?
Si tienes un bar, tienda, centro social o cultural... o participas en algún sindicato, asociación cultural, ayuntamiento... declárate Espacio Libre de Apartheid Israelí
ELAI

Qué productos boicotear

¡Únete al BDS!
Visita esta página para ver qué productos boicotear: boicotisrael.net/productos
Únete al BDS

Últimas noticias

  1. Ante su Nakba continua, nuestra eterna resistencia

    La Nakba no es un crimen del pasado, es un proceso continuo de desposesión, subyugación y limpieza étnica que sigue presente en la Palestina de hoy, contra el que tenemos que levantarnos desde todos los puntos del planeta. Ante su Nakba continua, nuestra eterna resistencia.
Más noticias...