Robert del Naja, de Massive Attack se une al Boicot a Israel

6 agosto, 2010

El movimiento a favor de un boicot cultural contra Israel como respuesta por la forma en que trata a los palestinos, movimiento que sigue el modelo del boicot contra el régimen del apartheid en Sudáfrica, podría eclipsar décadas de charadas políticas falsamente ingenuas al comprometer con la acción a intelectuales, académicos y artistas de Occidente. Figuras de renombre internacional como Naomi Klein o Ken Loach han apoyado la llamada al boicot y ahora uno de los grupos de mayor éxito de Gran Bretaña, Massive Attack, se ha unido públicamente al movimiento.

“Siempre me ha parecido que era el único camino a seguir” comenta Rober del Naja, el vocalista de la banda, cuando nos encontramos en la galería Lazarides en el Soho londinense. Del Naja no es solo un músico sino también un artista y lleva la cara y los dedos manchados de pintura. Docenas de cuadros suyos están extendidos por el suelo de madera, puestos a secas. “Es un sistema que se ha aplicado a muchos países. Es un buen objetivo porque aplica la presión continua que se requiere.”

Numerosos músicos a lo largo de la historia han instado al público a apoyar causas políticas. El movimiento anti-apartheid consiguió el peso que necesitaba de forma desesperada cuando los músicos comenzaron a apoyarlo. El disco “Sun City” de Artistas contra el Apartheid en 1985 y el concierto de homenaje a Nelson Mandela en Wembley en 1988 con ocasión de su setenta cumpleaños catapultaron la lucha contra el apartheid a millones de hogares de personas de a pie.

“Por supuesto que creo que los músicos tienen un papel esencial” comenta el vocalista. “Creo que cuantos más se impliquen, más tangible se hará el movimiento. Recuerdo cuando iba a conciertos punk de “Artistas contra el Apartgheid” y “Rock contra el Racismo” en esa misma época. Grupos como The Clash o The Specials tenían mucho que decir y tuvieron una gran influencia en lo que pensaban los jóvenes en aquel momento.” Aquellas experiencias formativas siguen siendo evidentes en el enfoque adoptado actualmente por el grupo. Una actuación tipo consiste en una fusión atronadora de música con mensajes políticos y estadísticas que aparecen como flashes en pantallas de video. El grupo presta su apoyo de forma habitual a causas humanitarias.

Las primeras llamadas al boicot se produjeron hace cinco años por la Campaña Palestina por el Boicot Cultural y Académico de Israel (PACBI por sus siglas en inglés). Pero han sido los hechos que comenzaron con la guerra contra Gaza en enero de 2008 los que han tenido como consecuencia un aumento en el apoyo a la campaña. Tras el ataque letal por parte de Israel contra la flotilla Free Gaza que llevaba ayuda a la Franja, un gran número de grupos punteros que incluye a los Pixies, Elvis Costello y Gorillaz han cancelado actuaciones en Israel. En agosto, 150 artistas visuales irlandeses se comprometieron a no exponer en Israel, pero son los músicos quienes han apoyado de manera más significativa el movimiento de boicot internacional.

No se trata de una opinión unánime, sin embargo. Otros músicos, desde Elton John a Diana Krall (esposa de Elvis Costello), Placebo y el grupo de John Lydon Public Image, se han negado a cancelar conciertos en Israel. Algunos han insistido en que es más productivo mantener el diálogo con ese país, una postura que del Naja rechaza: “Nos pidieron que actuáramos en Israel y nos negamos” comenta. “Se nos preguntó: Si no tocáis allí, ¿cómo podéis ir y cambiar las cosas? Y yo les dije: «Mirad, no puedo tocar en Israel cuando los palestinos no tienen acceso a los mismos derechos fundamentales de que disfrutan los israelíes.” Creo que el mejor enfoque es boicotear a un gobierno que está empeñado en aplicar políticas muy destructivas. Y resulta muy triste porque hemos conocido a gente muy maja en Israel, y como te puedes imaginar, no es fácil tomar una decisión así.”

Más allá del mundo artístico, un número creciente de sindicatos, uniones estudiantiles e iglesias se están apuntando al movimiento BDS. Incluso un grupo israelí llamado “Boicot desde Dentro” (Boycott from Within), apoya la campaña, afirmando que “la agenda política del gobierno cambiará solo cuando el precio de mantener el statu quo sea demasiado alto… porque los niveles actuales de apatía en nuestra sociedad hacen necesario este movimiento”.

“No es que vayamos a conseguir una liberación rápida”, admite del Naja, pero continúa, afirmando que “el objetivo es aplicar presión, la presión continua que se requiere.“ Y la amenaza de aislamiento internacional y de repercusiones económicas claramente está empezando a doler: el parlamento israelí, la Knesset, acaba de aprobar el primer borrador de un proyecto de ley que prevé multas elevadas para los ciudadanos israelíes que inicien o apoyen boicots contra el país y otro para impedir que extranjeros que hagan lo mismo, como del Naja, entren en Israel durante diez años.

“[El boicot ] no es una acción de agresión contra el pueblo israelí” afirma del Naja. “Está dirigido contra el gobierno y sus políticas. Esto hay que recordárselo muy claramente a todo el mundo porque es muy fácil ser acusado de anti-semitismo, y no se trata de eso en absoluto.”

El libro de William Parry “Against the Wall: the art of resistance in Palestine” (Contra el Muro: el Arte de la Resistencia en Palestina) está publicado en la editorial Pluto Press (precio 14,99 libras esterlinas).

Compartir:

¡Firma por Palestina!

#YoNOComproApartheid

Al adherirme a la campaña #YoNOcomproApartheid, afirmo que no quiero que mi cesta de la compra beneficie al Apartheid israelí.

10,397 signatures

#YoNOComproApartheid

La Red de Solidaridad contra la Ocupación de Palestina lanza una campaña de adhesión ciudadana al boicot de los productos israelíes en señal de protesta contra las políticas de Apartheid, ocupación, despojo, colonización y asedio impuestas por Israel al pueblo palestino. Al adherirme a la campaña #YoNOcomproApartheid, afirmo que no quiero que mi cesta de la compra beneficie al Apartheid israelí.

¿Por qué #YoNOComproApartheid?

- Porque 66 años desde la expulsión de entre 700 y 950 mil palestinos y palestinas y la confiscación de sus viviendas, tierras y propiedades, ningún refugiado o refugiada ha podido retronar a sus casas ni ha recibido reparación.
- Porque han transcurrido 47 años desde la ocupación de Cisjordania, Gaza y Jerusalén Este, y estos territorios siguen bajo control militar israelí.
- Porque 10 años después de la Sentencia del Tribunal Internacional de Justicia de la Haya que exigió el desmantelamiento del Muro, Israel mantiene impunemente esta infraestructura de Apartheid.
- Porque desde el inicio de las supuestas conversaciones de paz iniciadas en agosto 2013 y suspendidas a finales de abril por Israel, este país ocupante ha autorizado la construcción de 14.000nuevas viviendas israelíes en asentamientos ilegales, 3226 de ellas en Jerusalén Este; ha asesinado a 61 personas palestinas y herido a 1751; ha demolido 508 viviendas, escuelas, fábricas y demás construcciones palestinas; ha desplazado a 899 y arrestado a 3300 palestinos y palestinas.
- Porque Israel no ha cesado de colonizar la tierra palestina y de expoliar al pueblo palestino de sus recursos, negando su autodeterminación y violando sus derechos fundamentales.
- Porque sus políticas discriminatorias contra los palestinos y palestinas han sido comparadas con las que los Boers aplicaron a la población sudafricana, y el Tribunal Russel sobre Palestina, en su audiencia en Ciudad del Cabo en 2011, las calificó de Apartheid.
- Porque la Unión Europea es el primer destinatario de las exportaciones israelíes, y gran parte de estos productos son fabricados ilegalmente en territorio ocupado palestino, y porque las empresas que los comercializan en nuestro país nos engañan, vendiéndolos como si fueran fabricados en territorio israelí.
- Porque no quiero ser cómplice de esta violación del Derecho Internacional Humanitario, y me resisto a comprar productos israelíes.
- Porque a través de la campaña global pacifista de Boicot, Desinversión y Sanciones contra Israel, puedo además contribuir a detener la injusticia, las violaciones de Derechos Humanos y los crímenes de guerra cometidos por Israel contra la población palestina.
- Porque quiero que en nuestros pueblos y ciudades, se vayan abriendo espacios donde no me hagan cómplice del Apartheid israelí, en los que no se vendan productos fabricados en este país o en las colonias construidas ilegalmente en territorio palestino.

Por todo ello, apoyo esta campaña de firmas y te invito a que tú también hagas público tu deseo de consumir de forma responsable y solidaria con el pueblo palestino.

[signature]

Comparte esto con tus amigas/os:


Espacio Libre de Apartheid Israelí

¿Conoces la campaña de ELAI?
Si tienes un bar, tienda, centro social o cultural... o participas en algún sindicato, asociación cultural, ayuntamiento... declárate Espacio Libre de Apartheid Israelí
ELAI

Qué productos boicotear

¡Únete al BDS!
Visita esta página para ver qué productos boicotear: boicotisrael.net/productos
Únete al BDS

Últimas noticias

  1. Kuirs con Palestina y BDS en el Orgullo Crítico madrileño

    El 28 de junio participamos desde la campaña de BDS en el Orgullo Crítico 2019 para decir NO al pinkwashing israelí y para apoyar a la comunidad LGTBQIA+ palestina que sigue resistiendo a la ocupación, la colonización y el apartheid israelíes.
  2. La Pegatina sigue sin querer quitarse la venda

    Damos la bienvenida al posicionamiento público de La Pegatina y Adrià Salas sobre el pueblo palestino y afirmando que no irán a Eurovisión mientras sea en Israel. Sin embargo, este paso es insuficiente, ya que su complicidad con el apartheid israelí continúa.
Más noticias...