Protestas en Tenerife contra el apartheid israelí

26 mayo, 2014

Organizaciones sociales y políticas canarias realizaron una protesta contra la presencia del embajador israelí en unas jornadas que se han organizado junto con el Ayuntamiento de La Laguna. Estos colectivos demandan al alcalde que se posicione del lado del pueblo palestino y apoye el movimiento de Boicot, Desinversiones y Sanciones contra Israel. Arriba las que luchan cubrieron la protesta.
Acto en protesta

Acto en protesta en La Laguna / Arriba las que luchan.

Ante la celebración de una semana temática de Israel en La Laguna con presencia del propio embajador de ese estado sionista, diversos colectivos políticos, sindicales, de derechos humanos, así como ciudadanos a título individual se han reunido hoy frente a las oficinas del Registro del Ayuntamiento de La Laguna con el fin de presentar un documento dirigido al alcalde lagunero en el que se le insta a no colaborar “en mejorar la imagen exterior del apartheid israelí”.

Igualmente se le solicita que “sea coherente con la política de cooperación internacional de su propio Ayuntamiento”, así como que se sume “a la campaña no violenta del BDS e intente enmendar su error con un compromiso semejante, e incluso mayor, con los derechos palestinos”.

Presentado y leído el documento, un grupo de los firmantes se concentró en la Plaza del Exconvento de Santo Domingo donde se realizarán las jornadas con el fin de hacer visibles sus demandas y denunciar el carácter genocida del Estado de Israel y en apoyo a la lucha del Pueblo Palestino.

Galería de imágenes de Arriba las que luchan.

 

El embajador abandona bruscamente la conferencia ante preguntas de los asistentes

Durante la celebración en La Laguna, Tenerife, de una semana temática de Israel organizada por el Ayuntamiento de La Laguna con la colaboración de la embajada de Israel en Madrid, del 15 al 24 de mayo de este año 2014, el embajador de Israel decide dar por finalizada su conferencia y acaba, de forma abrupta, su participación ante las preguntas “impertinentes” de algunos de los asistentes que cuestionan su intervención.

 

Carta dirigida al Alcalde de La Laguna

Desde diferentes colectivos y miembros de la ciudadanía expresamos nuestro desacuerdo y rechazo a la colaboración entre el Ayuntamiento de La Laguna y la embajada de Israel en Madrid, con la celebración de una semana temática de Israel en La Laguna, del 15 al 24 de mayo.

No colabore en mejorar la imagen exterior del apartheid israelí. Ante la carencia de argumentos políticos para seguir prolongando la ocupación militar de los territorios palestinos y su política de segregación de la población palestina, Israel está utilizando la diplomacia cultural para edulcorar su imagen exterior y rebasar así su aislamiento político internacional. Resulta moral y legalmente insostenible colaborar con un régimen que, a semejanza de la Sudáfrica del apartheid, mantiene una política segregacionista y de violación sistemática de los derechos humanos como se recogen por todas las instituciones y agencias internacionales especializadas, e incluso por organizaciones israelíes como B’Tselem. Además, con sus acciones en los territorios palestinos ocupados, Israel infringe las normas del Derecho Internacional humanitario e incurre en responsabilidad por crímenes de lesa humanidad. La prolongación de su ocupación durante cerca de medio siglo es incompatible con el derecho de libre determinación de los pueblos, del que es titular el pueblo palestino, como lo reconoce la Asamblea General de las Naciones Unidas y el propio Tribunal Internacional de Justicia de La Haya.

¿Hubiera usted, Sr. Alcalde, colaborado con la Sudáfrica de la supremacía racial blanca? Si entonces no lo hubiera hecho, no colabore con un régimen que practica una política semejante en Palestina como señalan destacadas personalidades que lucharon contra el apartheid en Sudáfrica como el Arzobispo Desmond Tutu. El mismo día que usted, Sr. Alcalde, inaugura estas jornadas conjuntamente con el embajador israelí, se conmemora la 66ª independencia de Israel, pero también la Nakba o catástrofe palestina. Esto es, la limpieza étnica de Palestina, la expulsión de los palestinos de su tierra, la destrucción de sus aldeas y ciudades, su expropiación y desalojo, la negación flagrante de sus derechos civiles y políticos, económicos, sociales y culturales. Hechos documentados por los palestinos, pero también por los nuevos historiadores israelíes. No es la mejor fecha para exponerse ante las cámaras de la opinión pública, Sr. Alcalde, negando la tragedia palestina al retratarse junto al representante diplomático del Estado que somete a ocupación militar al pueblo palestino.

Sea coherente con la política de cooperación internacional de su propio Ayuntamiento. La institución que usted preside tiene una larga trayectoria de cooperación internacional descentralizada y de solidaridad internacional con los pueblos, en particular, con el pueblo saharaui. También ha brindado alguna colaboración puntual en esta materia a Palestina. Durante la agresión israelí a la Franja de Gaza en el invierno de 2008­‐2009, su corporación emitió una declaración institucional de condena de la política israelí, demandando incluso acciones. En consecuencia, le pedimos que sea coherente con su propia trayectoria y compromisos políticos. Pero, sobre todo, no emplee los fondos públicos del Ayuntamiento en contribuir a blanquear el expediente de la ocupación militar israelí y sus leyes discriminatorias sobre otro pueblo. A nadie se le oculta esta realidad, no sea cómplice de la misma ni esboce un falso equilibrio entre la potencia militar ocupante y el pueblo ocupado, entre la víctima y su agresor. No es coherente defender los derechos humanos, las libertades y la justicia en una parte del mundo y al mismo tiempo colaborar con quien viola esos mismos derechos.

Súmese a la campaña no violenta del BDS e intente enmendar su error con un compromiso semejante, e incluso mayor, con los derechos palestinos. Inspirado en la lucha contra el apartheid en Sudáfrica, existe un movimiento global de Boicot, Desinversiones y Sanciones (BDS) que busca terminar con la ocupación militar israelí, la discriminación racial y la negación de los derechos palestinos. Iniciado por la sociedad civil palestina en 2005, el movimiento del BDS se articula globalmente como una forma no violenta de presionar a Israel para que cumpla con la legalidad internacional y, en particular, con los derechos de los palestinos reconocidos por Naciones Unidas y el Derecho Internacional. En suma, se trata de que toda la población que vive dentro de las fronteras israelíes goce de los mismos derechos, aunque no sea judía. Incluso el propio Secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, aludió implícitamente a este movimiento de solidaridad global al advertir a Israel que su intransigencia e inmovilidad en las negociaciones podía acarrearle una campaña de boicot internacional. A semejanza de la larga lucha contra el apartheid, el movimiento del BDS sigue sumando de manera creciente numerosas adhesiones desde el ámbito político, económico, cultural y académico, que resultaban impensables hace apenas unos años en países como Estados Unidos y Holanda, entre otros.

Sr. Alcalde, no intente remar contra el curso de la historia. Procure enmendar su error poniendo fin a la colaboración con la embajada de Israel y sus colaboradores en las Islas. Reafirme su posición de adhesión a los derechos humanos, las libertades y la justicia que asisten al pueblo palestino. Intente compensar la situación creada con un compromiso semejante e incluso mayor y continuado en el tiempo con los derechos palestinos o, cuando menos, recordando públicamente al embajador israelí que Israel también debe cumplir sus obligaciones internacionales, respetar los derechos humanos de los palestinos y liberarles de la ocupación militar que les humilla y subyuga. Esto no significa negar ni lesionar los derechos de los judíos israelíes; por el contrario, lo que se persigue es que los palestinos disfruten de esos mismos derechos. Pese a su todavía importante apoyo externo, Israel no se mantendrá política ni legalmente inmune en la escena internacional durante todo el tiempo, de la misma manera que Sudáfrica tampoco se sostuvo. Potencias más grandes han sucumbido en la historia reciente. Deberá elegir, Sr. Alcalde, entre estar al lado del legado de lucha por la igualdad, justicia y libertad de Mandela o del de la opresión, ocupación, expropiación y segregación racial de la nueva Sudáfrica del apartheid que representa Israel. Como ciudadanos y colectivos de la ciudad de La Laguna dejamos testimonio público de dónde queremos que esté nuestro Ayuntamiento y Alcalde. Ahora le toca a usted pronunciarse.

Izquierda Unida
Sí se puede
Comité Canario de Solidaridad con los Pueblos (CCSP)
Asociación Canaria de Amigos del Pueblo Saharaui (ACAPS)
Partido Comunista del Pueblo Canario (PCPC)
Juventudes de Izquierda Unida
Colectivo de Jóvenes Comunistas (CJC)
Juventudes Comunistas Canarias (JCC)
Saharacciones
Azarug
Plataforma Bolivariana
Acción en Red Canarias
Comisiones de Base (CO.BAS)
Enseñantes Asamblearios (EA)
Intersindical Canaria (IC)
Confederación General de Trabajadores (CGT)

 

Fuente: Acto protesta: “No en nuestro nombre, ni con nuestros impuestos, Sr. Alcalde, no colabore con el apartheid israelí”, Arriba las que luchan, 15/05/2014.
No colabore con el apartheid israelí señor Clavijo. Comunicado de organizaciones sociales, blog de Juan García Luján (juanglujan.wordpress.com), 15/05/2014.

Compartir:

¡Firma por Palestina!

#YoNOComproApartheid

Al adherirme a la campaña #YoNOcomproApartheid, afirmo que no quiero que mi cesta de la compra beneficie al Apartheid israelí.

10,278 signatures

#YoNOComproApartheid

La Red de Solidaridad contra la Ocupación de Palestina lanza una campaña de adhesión ciudadana al boicot de los productos israelíes en señal de protesta contra las políticas de Apartheid, ocupación, despojo, colonización y asedio impuestas por Israel al pueblo palestino. Al adherirme a la campaña #YoNOcomproApartheid, afirmo que no quiero que mi cesta de la compra beneficie al Apartheid israelí.

¿Por qué #YoNOComproApartheid?

- Porque 66 años desde la expulsión de entre 700 y 950 mil palestinos y palestinas y la confiscación de sus viviendas, tierras y propiedades, ningún refugiado o refugiada ha podido retronar a sus casas ni ha recibido reparación.
- Porque han transcurrido 47 años desde la ocupación de Cisjordania, Gaza y Jerusalén Este, y estos territorios siguen bajo control militar israelí.
- Porque 10 años después de la Sentencia del Tribunal Internacional de Justicia de la Haya que exigió el desmantelamiento del Muro, Israel mantiene impunemente esta infraestructura de Apartheid.
- Porque desde el inicio de las supuestas conversaciones de paz iniciadas en agosto 2013 y suspendidas a finales de abril por Israel, este país ocupante ha autorizado la construcción de 14.000nuevas viviendas israelíes en asentamientos ilegales, 3226 de ellas en Jerusalén Este; ha asesinado a 61 personas palestinas y herido a 1751; ha demolido 508 viviendas, escuelas, fábricas y demás construcciones palestinas; ha desplazado a 899 y arrestado a 3300 palestinos y palestinas.
- Porque Israel no ha cesado de colonizar la tierra palestina y de expoliar al pueblo palestino de sus recursos, negando su autodeterminación y violando sus derechos fundamentales.
- Porque sus políticas discriminatorias contra los palestinos y palestinas han sido comparadas con las que los Boers aplicaron a la población sudafricana, y el Tribunal Russel sobre Palestina, en su audiencia en Ciudad del Cabo en 2011, las calificó de Apartheid.
- Porque la Unión Europea es el primer destinatario de las exportaciones israelíes, y gran parte de estos productos son fabricados ilegalmente en territorio ocupado palestino, y porque las empresas que los comercializan en nuestro país nos engañan, vendiéndolos como si fueran fabricados en territorio israelí.
- Porque no quiero ser cómplice de esta violación del Derecho Internacional Humanitario, y me resisto a comprar productos israelíes.
- Porque a través de la campaña global pacifista de Boicot, Desinversión y Sanciones contra Israel, puedo además contribuir a detener la injusticia, las violaciones de Derechos Humanos y los crímenes de guerra cometidos por Israel contra la población palestina.
- Porque quiero que en nuestros pueblos y ciudades, se vayan abriendo espacios donde no me hagan cómplice del Apartheid israelí, en los que no se vendan productos fabricados en este país o en las colonias construidas ilegalmente en territorio palestino.

Por todo ello, apoyo esta campaña de firmas y te invito a que tú también hagas público tu deseo de consumir de forma responsable y solidaria con el pueblo palestino.

[signature]

Comparte esto con tus amigas/os:


Espacio Libre de Apartheid Israelí

¿Conoces la campaña de ELAI?
Si tienes un bar, tienda, centro social o cultural... o participas en algún sindicato, asociación cultural, ayuntamiento... declárate Espacio Libre de Apartheid Israelí
ELAI

Qué productos boicotear

¡Únete al BDS!
Visita esta página para ver qué productos boicotear: boicotisrael.net/productos
Únete al BDS

Últimas noticias

Más noticias...