Una empresa agrícola sudafricana rompe sus relaciones con la israelí Hadiklaim por su complicidad en la ocupación

28 enero, 2013

Karsten Farms, empresa agrícola líder en Sudáfrica, respaldada por uno de los organismos financieros principales del país africano (Industrial Development Corporation) ha roto relaciones con la cooperativa israelí Hadiklaim y se ha comprometido además a no establecer futuras relaciones con ninguna entidad israelí cómplice con la ilegal ocupación de Palestina. Es la primera vez que una empresa sudafricana ha este tipo de compromiso legal.

Organizaciones de derechos humanos sudafricanas, lideradas por Palestine Solidarity Alliance y BDS South Africa, lanzaron una campaña de consumidores contra Karsten Farms debido a sus relaciones comerciales (violando el boicot palestino a Israel) con Hadiklaim, una empresa israelí que opera, contra la legislación internacional, en los asentamientos ilegales israelíes.

Esta semana, tras casi 3 años de campaña, en una carta al BDS sudafricano por medio de sus abogados, Werksmans Attorneys, Karsten Farms se ha comprometido “a no entablar ningún tipo de relación comercial con Hadiklaim durante el presente año agrícola 2013 y a no tener ningún tipo de relaciones con ellos en el futuro.”

Además, Karsten Farms también se compromete “a no establecer ningún tipo de relación con ninguna compañía y/o entidad israelí dentro de las áreas de asentamientos ilegales de Israel en los Territorios Ocupados.”

Siphiwe Thusi, de la Palestine Solidarity Alliance ha dado la bienvenida a la noticia: “Ésta es la primera vez que una empresa sudafricana ha tomado la correcta decisión tanto legal como ética de no comerciar con empresas israelíes cómplices en la ocupación ilegal israelí de Palestina. Karsten Farms ha sentado de hecho un precedente a seguir por otras empresas sudafricanas. Éste es un paso adelante no sólo para el boicot a Israel, sino también para unas buenas prácticas comerciales regidas por la ética.”

Thusi ha añadido que: “la llamada al boicot de los consumidores de los productos Karsten ha sido ahora interrumpida en virtud de sus compromisos legales”, sin embargo también ha advertido de que “Palestine Solidarity Alliance y el BDS sudafricano continuarán monitorizando la situación y si cualquier nueva relación con Israel toma forma, incluso vía terceros, la campaña de boicot contra Karsten Farms sería relanzada e intensificada”.

En 2005, los palestinos hicieron un llamamiento a la comunidad internacional en favor de una campaña de boicot, desinversiones y sanciones (BDS) que se aplique contra Israel como un método no violento de presión para acabar con las violaciones israelíes del derecho internacional, conseguir que se respeten los derechos humanos de los palestinos y conseguir unas negociaciones justas para una paz justa. Este llamamiento palestino en favor del BDS se basa e inspira en el exitoso boicot contra la Sudáfrica del Apartheid.

Desde 2005, Israel ha sufrido un significativo boicot cultural y un creciente boicot económico. En abril de 2012, el quinto mayor minorista de alimentación del Reino Unido, Co-op, se convirtió en uno las primeras empresas en el mundo que adoptó el boicot a compañías israelíes cómplices con los asentamientos ilegales y la ocupación de Palestina. Pocos meses después, en los EEUU, la 22º Asamblea General de la Iglesia Presbiteriana, que cuenta con alrededor de dos millones de miembros, votó en favor de boicotear a la israelí Hadiklaim, la misma empresa con la que Karsten Farms ha roto relaciones ahora. Israel posteriormente ha aprobado la “Leyy anti-boicot”, que penaliza a aquellos que piden el boicot económico, cultural o académico contra Israel. La ley ha sido criticada por Amnistía Internacional, Human Rights Watch y otros.

BDS Sudáfrica.

 

Compartir:

¡Firma por Palestina!

#YoNOComproApartheid

Al adherirme a la campaña #YoNOcomproApartheid, afirmo que no quiero que mi cesta de la compra beneficie al Apartheid israelí.

10,007 signatures

#YoNOComproApartheid

La Red de Solidaridad contra la Ocupación de Palestina lanza una campaña de adhesión ciudadana al boicot de los productos israelíes en señal de protesta contra las políticas de Apartheid, ocupación, despojo, colonización y asedio impuestas por Israel al pueblo palestino. Al adherirme a la campaña #YoNOcomproApartheid, afirmo que no quiero que mi cesta de la compra beneficie al Apartheid israelí.

¿Por qué #YoNOComproApartheid?

- Porque 66 años desde la expulsión de entre 700 y 950 mil palestinos y palestinas y la confiscación de sus viviendas, tierras y propiedades, ningún refugiado o refugiada ha podido retronar a sus casas ni ha recibido reparación.
- Porque han transcurrido 47 años desde la ocupación de Cisjordania, Gaza y Jerusalén Este, y estos territorios siguen bajo control militar israelí.
- Porque 10 años después de la Sentencia del Tribunal Internacional de Justicia de la Haya que exigió el desmantelamiento del Muro, Israel mantiene impunemente esta infraestructura de Apartheid.
- Porque desde el inicio de las supuestas conversaciones de paz iniciadas en agosto 2013 y suspendidas a finales de abril por Israel, este país ocupante ha autorizado la construcción de 14.000nuevas viviendas israelíes en asentamientos ilegales, 3226 de ellas en Jerusalén Este; ha asesinado a 61 personas palestinas y herido a 1751; ha demolido 508 viviendas, escuelas, fábricas y demás construcciones palestinas; ha desplazado a 899 y arrestado a 3300 palestinos y palestinas.
- Porque Israel no ha cesado de colonizar la tierra palestina y de expoliar al pueblo palestino de sus recursos, negando su autodeterminación y violando sus derechos fundamentales.
- Porque sus políticas discriminatorias contra los palestinos y palestinas han sido comparadas con las que los Boers aplicaron a la población sudafricana, y el Tribunal Russel sobre Palestina, en su audiencia en Ciudad del Cabo en 2011, las calificó de Apartheid.
- Porque la Unión Europea es el primer destinatario de las exportaciones israelíes, y gran parte de estos productos son fabricados ilegalmente en territorio ocupado palestino, y porque las empresas que los comercializan en nuestro país nos engañan, vendiéndolos como si fueran fabricados en territorio israelí.
- Porque no quiero ser cómplice de esta violación del Derecho Internacional Humanitario, y me resisto a comprar productos israelíes.
- Porque a través de la campaña global pacifista de Boicot, Desinversión y Sanciones contra Israel, puedo además contribuir a detener la injusticia, las violaciones de Derechos Humanos y los crímenes de guerra cometidos por Israel contra la población palestina.
- Porque quiero que en nuestros pueblos y ciudades, se vayan abriendo espacios donde no me hagan cómplice del Apartheid israelí, en los que no se vendan productos fabricados en este país o en las colonias construidas ilegalmente en territorio palestino.

Por todo ello, apoyo esta campaña de firmas y te invito a que tú también hagas público tu deseo de consumir de forma responsable y solidaria con el pueblo palestino.

[signature]

Comparte esto con tus amigas/os:


Espacio Libre de Apartheid Israelí

¿Conoces la campaña de ELAI?
Si tienes un bar, tienda, centro social o cultural... o participas en algún sindicato, asociación cultural, ayuntamiento... declárate Espacio Libre de Apartheid Israelí
ELAI

Qué productos boicotear

¡Únete al BDS!
Visita esta página para ver qué productos boicotear: boicotisrael.net/productos
Únete al BDS

Últimas noticias

  1. Boicot al Orgullo de Tel Aviv: Di no al pinkwashing del apartheid israelí

    Un año más, el colectivo queer palestino Pinwatching Israel nos llama al boicot del Tel Aviv Pride que tendrá lugar entre el 3 y el 9 de junio. El Orgullo de Tel Aviv es el evento principal de la propaganda del pinkwashing, estrategia del gobierno israelí para lavar de rosa sus crímenes, y venderse al mundo como tolerante y progresista.
Más noticias...