Casi 40 artistas se oponen a la decisión de Trump de trasladar la embajada de EE.UU. en Israel a Jerusalén

23 enero, 2018

Artistas comprometidos se posicionan en solidaridad con la causa palestina

Trump dio otro golpe a la esperanza de poner fin a la ocupación de Palestina

El pasado 6 de diciembre, Donald Trump apoyó la decisión unilateral e ilegal de Israel de anexionar Jerusalén oriental (que ocupó en 1967) y trasladar allí su capital. Con esta decisión el presidente estadounidense legitima otro incumplimiento de resoluciones de la ONU por parte de Israel: en este caso, la misma resolución 181/1947 de partición de Palestina que permitió la creación del Estado y otorgaba a Jerusalén un estatus internacional separado.

La Jerusalén actual refleja bien el estado de apartheid y la limpieza étnica que construye el sionismo: Aunque Israel la anexó y declaró su capital en 1980, no ha otorgado ciudadanía sino residencia permanente a sus residentes palestinos, que desde ese momento viven sometidos a la discriminación institucional y una campaña continua de acoso, cerco y expulsión. De hecho, Israel ha revocado más de 14.000 de estos permisos.

Hoy ha pasado un mes desde aquella declaración y la condena de la comunidad internacional ha sido contundente: La Asamblea General de la ONU rechazó la decisión de Trump por 128 votos a favor y 9 en contra (Israel, EE.UU. y otros estados como Togo, Micronesia, Nauru, Palau, Islas Marshall,…), mientras la condena en el Consejo de Seguridad (14 a 1) sólo se evitó por el veto estadounidense. Asimismo, se suceden las declaraciones internacionales de apoyo a Palestina, al estatus especial que mantiene Jerusalén desde 1948 y a que la ciudad sea la capital palestina.

Frente a ese consenso, Israel ha interpretado la declaración de Trump como otra luz verde a su represión: una decena de personas asesinadas, casi 500 detenidas y más de tres mil heridas por el ejército israelí. Una luz verde para acelerar el proceso de expulsión de población palestina, la destrucción de viviendas e infraestructuras o la detención de activistas, como la reciente y sonada detención de Ahed Tamimi, adolescente de 16 años que está siendo juzgada por abofetear a un soldado israelí. La liberación de Ahed Tamimi y todos los más de 300 menores palestinos encarcelados por Israel es objeto de una campaña internacional impulsada por multitud de organizaciones de derechos humanos y de la infancia.

Asimismo, Israel intensifica su campaña de propaganda e imagen promoviendo eventos culturales y deportivos (como el inicio del Giro de Italia) pretendiendo naturalizar la ocupación y desviar la atención de las violaciones cotidianas de derechos humanos en la ciudad.

Esta situación deja en evidencia el fracaso de las negociaciones de paz y las declaraciones institucionales. Son necesarias otras actuaciones para conseguir el fin de crímenes de ocupación, colonización, apartheid y étnica contra el pueblo palestino. El final de esta violencia contra el pueblo palestino pasa por presionar a Israel para que desista de su política de apartheid, tal y como se consiguió en Sudáfrica.

En esa línea, hacemos público un comunicado firmado por casi 40 artistas, quienes se oponen a este nuevo paso hacia la anexión de la totalidad de Palestina.

COMUNICADO

El pasado 6 de diciembre, Donald Trump reconoció a Jerusalén como la capital de Israel. De esta manera, a través de una declaración, logra lo que Israel ha estado tratando de hacer durante 50 años mediante la violencia: borrar a los palestinos, política y culturalmente, de la vida de su propia ciudad. El pueblo palestino de Jerusalén ya está sujeto a la discriminación municipal a todos los niveles y a un proceso progresivo de limpieza étnica.

Además de la política permanente de demolición de viviendas, en los últimos 15 años, al menos, 35 instituciones públicas y ONG palestinas en Jerusalén oriental ocupada han sido clausuradas de forma permanente o temporal por las fuerzas de ocupación.

Las instituciones culturales han sido un objetivo particular. Al mismo tiempo, las autoridades y los empresarios israelíes han gastado millones en limpiar barrios palestinos para crear proyectos “patrimoniales” que promueven un mito de identidad urbana monoétnica, que se remonta a 3.000 años atrás.

Como artistas y como ciudadanos rechazamos la complicidad de Trump con tal manipulación racista y su desprecio por el derecho internacional. Deploramos su disposición a coronar la conquista militar israelí de Jerusalén Este y su indiferencia hacia los derechos palestinos. Desafiamos la ignorancia e inhumanidad de estas políticas y celebramos la resistencia de los palestinos que viven bajo la ocupación.

Apoyamos el movimiento de boicot, desinversiones y sanciones al Estado de Israel [BDS] como medida de presión no violenta para devolver la libertad al pueblo palestino.

37 artistas se suman al comunicado

Marinah Abad
Carlos Chaouen
Cristina del Valle
Juan Pinilla
Lucía Socam
La Raíz
Che sudaka
Zoo
Riot propaganda
Lágrimas de sangre
Itaca Band
Txarango
FRAC
Cadipsonians
Konflikto
Ezetaerre
Zapata
El Cabrero
Tosko
LCDM
El bastón de la vieja
EA música
Glaukoma
Sharif

Alberto San Juan – actor
Oliva Acosta – cineasta
Miguel Muñoz Zurita – actor
Cristian Weidmann – actor
Hernán Zin – director de cine
Marius von der Fehr – director de teatro
Nada Chouiab – Coreógrafa
Manuel Sierra Álvarez – pintor, muralista y diseñador gráfico
Acacio Puig – artista plástico
Pallasos en rebeldía – payasas y payasos

Agents 4 music – agencia de contratación
Muchacalle – representante y promotor
Intermedia Producciones – productora social

Enlaces noticias:

Rebelión

Público

Nueva Tribuna

Compartir:

¡Firma por Palestina!

#YoNOComproApartheid

Al adherirme a la campaña #YoNOcomproApartheid, afirmo que no quiero que mi cesta de la compra beneficie al Apartheid israelí.

9,871 signatures

#YoNOComproApartheid

La Red de Solidaridad contra la Ocupación de Palestina lanza una campaña de adhesión ciudadana al boicot de los productos israelíes en señal de protesta contra las políticas de Apartheid, ocupación, despojo, colonización y asedio impuestas por Israel al pueblo palestino. Al adherirme a la campaña #YoNOcomproApartheid, afirmo que no quiero que mi cesta de la compra beneficie al Apartheid israelí.

¿Por qué #YoNOComproApartheid?

- Porque 66 años desde la expulsión de entre 700 y 950 mil palestinos y palestinas y la confiscación de sus viviendas, tierras y propiedades, ningún refugiado o refugiada ha podido retronar a sus casas ni ha recibido reparación.
- Porque han transcurrido 47 años desde la ocupación de Cisjordania, Gaza y Jerusalén Este, y estos territorios siguen bajo control militar israelí.
- Porque 10 años después de la Sentencia del Tribunal Internacional de Justicia de la Haya que exigió el desmantelamiento del Muro, Israel mantiene impunemente esta infraestructura de Apartheid.
- Porque desde el inicio de las supuestas conversaciones de paz iniciadas en agosto 2013 y suspendidas a finales de abril por Israel, este país ocupante ha autorizado la construcción de 14.000nuevas viviendas israelíes en asentamientos ilegales, 3226 de ellas en Jerusalén Este; ha asesinado a 61 personas palestinas y herido a 1751; ha demolido 508 viviendas, escuelas, fábricas y demás construcciones palestinas; ha desplazado a 899 y arrestado a 3300 palestinos y palestinas.
- Porque Israel no ha cesado de colonizar la tierra palestina y de expoliar al pueblo palestino de sus recursos, negando su autodeterminación y violando sus derechos fundamentales.
- Porque sus políticas discriminatorias contra los palestinos y palestinas han sido comparadas con las que los Boers aplicaron a la población sudafricana, y el Tribunal Russel sobre Palestina, en su audiencia en Ciudad del Cabo en 2011, las calificó de Apartheid.
- Porque la Unión Europea es el primer destinatario de las exportaciones israelíes, y gran parte de estos productos son fabricados ilegalmente en territorio ocupado palestino, y porque las empresas que los comercializan en nuestro país nos engañan, vendiéndolos como si fueran fabricados en territorio israelí.
- Porque no quiero ser cómplice de esta violación del Derecho Internacional Humanitario, y me resisto a comprar productos israelíes.
- Porque a través de la campaña global pacifista de Boicot, Desinversión y Sanciones contra Israel, puedo además contribuir a detener la injusticia, las violaciones de Derechos Humanos y los crímenes de guerra cometidos por Israel contra la población palestina.
- Porque quiero que en nuestros pueblos y ciudades, se vayan abriendo espacios donde no me hagan cómplice del Apartheid israelí, en los que no se vendan productos fabricados en este país o en las colonias construidas ilegalmente en territorio palestino.

Por todo ello, apoyo esta campaña de firmas y te invito a que tú también hagas público tu deseo de consumir de forma responsable y solidaria con el pueblo palestino.

[signature]

Comparte esto con tus amigas/os:


Espacio Libre de Apartheid Israelí

¿Conoces la campaña de ELAI?
Si tienes un bar, tienda, centro social o cultural... o participas en algún sindicato, asociación cultural, ayuntamiento... declárate Espacio Libre de Apartheid Israelí
ELAI

Qué productos boicotear

¡Únete al BDS!
Visita esta página para ver qué productos boicotear: boicotisrael.net/productos
Únete al BDS

Últimas noticias

  1. Boicot al Orgullo de Tel Aviv: Di no al pinkwashing del apartheid israelí

    Un año más, el colectivo queer palestino Pinwatching Israel nos llama al boicot del Tel Aviv Pride que tendrá lugar entre el 3 y el 9 de junio. El Orgullo de Tel Aviv es el evento principal de la propaganda del pinkwashing, estrategia del gobierno israelí para lavar de rosa sus crímenes, y venderse al mundo como tolerante y progresista.
  2. Nueve artistas rechazan participar en el Festival de Cine LGTB de Tel Aviv

    Nueve artistas del Estado español, Brasil, Francia y Pakistán cancelan su participación en el Festival Internacional de Cine LGTB de Tel Aviv (TLVFest), siguiendo la llamada del colectivo LGTBIQ+ palestino Pinkwatching Israel, que también nos llaman un año más al boicot del Orgullo de Tel Aviv.
Más noticias...