Eurovisión canta al Apartheid

11 mayo, 2016

Hace unos días, Eurovisión se convirtió en noticia cuando fue filtrado y difundido un reglamento interno sobre las enseñas que podrán llenar el auditorio donde se celebrará el evento. El panfleto, ya retirado por la organización tras ser denunciado por el Gobierno vasco, el Ministerio de Asuntos Exteriores y la Autoridad Nacional Palestina (ANP), mostraba una serie de banderas que no se podrán exhibir en la gala, entre las que aparecían símbolos tan dispares como la Ikurriña vasca, la bandera palestina o la del DAESH. Otras banderas figuran también en la lista negra: Kosovo, Nagorno-Karabaj, Crimea, República Popular de Donestsk, Chipre del Norte y Transnistria (la república independizada de Moldavia, en la frontera con Ucrania).

Parece clara la intención de asociar estas banderas a la del DAESH, dejando entrever una tácita relación entre los territorios marcados por el documento y el terrorismo, pretendiendo crear rechazo y sensación de equivalencia de conflictos.

La organización, además, declara que sólo se permiten las enseñas de los 42 países concursantes, las de los Estados que han participado recientemente, las de reconocidos como Miembros por Naciones Unidas y la arcoíris, símbolo de la lucha por los derechos de LGTBIQ+.

El reglamento del evento concreta que las banderas tienen que ser de Estados Miembros de las Naciones Unidas, a sabiendas que Palestina fue reconocido Estado Observador en 2012, un matiz nada casual. El pertenecer a las Naciones Unidas pero no ser Estado Miembro sino Observador, es un lavado de cara del organismo, para que todo siga igual en la práctica.

Eurovisión afirma su intención de no politizar el acto del próximo sábado, pero su documento muestra una marcada línea política, con prohibiciones que se decantan a favor de la derecha europeísta, con guiños al colectivo LGTBIQ+, un agradecimiento a Turquía por el reciente acuerdo, el apoyo a la actual Ucrania, un rechazo de todo nacionalismo o intento de independentismo en los Estados y una concesión a su mejor aliado en medio oriente, Israel, para evitar que se vislumbre un posible apoyo al dolor del pueblo palestino.

Al prohibir las banderas de “territorios en disputa”, se adopta la definición de Palestina que utiliza Israel, a pesar de que la ONU, la comunidad internacional y las leyes internacionales no la acepten y los califiquen como territorios ocupados. Palestina no es un “territorio en disputa”, sino que ha sido robado y colonizado por una potencia ocupante que aplica la limpieza étnica y el régimen de apartheid contra la población palestina.

La bandera israelí es hoy en día el símbolo de ese apartheid, mientras que la bandera palestina que rechaza Eurovisión, simboliza la resistencia de una población que desea vivir en paz en la tierra que les vio nacer, sin ser expulsada ni asesinada, sin que le roben la tierra y el agua, sin muros ni bloqueos.

La participación de Israel en este festival confirma una vez más la complicidad de la comunidad internacional con un Estado que incumple la legislación internacional permanentemente. Al impedir que Palestina participe en el festival se están apoyando los objetivos de Israel, contribuyendo a invisibilizar Palestina y la ocupación, mientras confirman la pertenencia al selecto “club europeo” de “la única democracia de oriente medio”, un Estado que, desde su creación, viola los derechos humanos, perpetra crímenes de guerra, bloquea ilegalmente a Gaza, comete ejecuciones extrajudiciales…

Por todo esto, rechazamos la prohibición de la bandera palestina en cualquier lugar, denunciamos la presencia de Israel en el festival de Eurovisión y solicitamos la suspensión de su actuación. Además, seguiremos pidiendo el boicot a cualquier acto asociado con la ocupación, colonización y apartheid ejercido por el Estado de Israel sobre el pueblo palestino.

RESCOP Cultural

Compartir:

¡Firma por Palestina!

#YoNOComproApartheid

Al adherirme a la campaña #YoNOcomproApartheid, afirmo que no quiero que mi cesta de la compra beneficie al Apartheid israelí.

9,505 signatures

#YoNOComproApartheid

La Red de Solidaridad contra la Ocupación de Palestina lanza una campaña de adhesión ciudadana al boicot de los productos israelíes en señal de protesta contra las políticas de Apartheid, ocupación, despojo, colonización y asedio impuestas por Israel al pueblo palestino. Al adherirme a la campaña #YoNOcomproApartheid, afirmo que no quiero que mi cesta de la compra beneficie al Apartheid israelí.

¿Por qué #YoNOComproApartheid?

- Porque 66 años desde la expulsión de entre 700 y 950 mil palestinos y palestinas y la confiscación de sus viviendas, tierras y propiedades, ningún refugiado o refugiada ha podido retronar a sus casas ni ha recibido reparación.
- Porque han transcurrido 47 años desde la ocupación de Cisjordania, Gaza y Jerusalén Este, y estos territorios siguen bajo control militar israelí.
- Porque 10 años después de la Sentencia del Tribunal Internacional de Justicia de la Haya que exigió el desmantelamiento del Muro, Israel mantiene impunemente esta infraestructura de Apartheid.
- Porque desde el inicio de las supuestas conversaciones de paz iniciadas en agosto 2013 y suspendidas a finales de abril por Israel, este país ocupante ha autorizado la construcción de 14.000nuevas viviendas israelíes en asentamientos ilegales, 3226 de ellas en Jerusalén Este; ha asesinado a 61 personas palestinas y herido a 1751; ha demolido 508 viviendas, escuelas, fábricas y demás construcciones palestinas; ha desplazado a 899 y arrestado a 3300 palestinos y palestinas.
- Porque Israel no ha cesado de colonizar la tierra palestina y de expoliar al pueblo palestino de sus recursos, negando su autodeterminación y violando sus derechos fundamentales.
- Porque sus políticas discriminatorias contra los palestinos y palestinas han sido comparadas con las que los Boers aplicaron a la población sudafricana, y el Tribunal Russel sobre Palestina, en su audiencia en Ciudad del Cabo en 2011, las calificó de Apartheid.
- Porque la Unión Europea es el primer destinatario de las exportaciones israelíes, y gran parte de estos productos son fabricados ilegalmente en territorio ocupado palestino, y porque las empresas que los comercializan en nuestro país nos engañan, vendiéndolos como si fueran fabricados en territorio israelí.
- Porque no quiero ser cómplice de esta violación del Derecho Internacional Humanitario, y me resisto a comprar productos israelíes.
- Porque a través de la campaña global pacifista de Boicot, Desinversión y Sanciones contra Israel, puedo además contribuir a detener la injusticia, las violaciones de Derechos Humanos y los crímenes de guerra cometidos por Israel contra la población palestina.
- Porque quiero que en nuestros pueblos y ciudades, se vayan abriendo espacios donde no me hagan cómplice del Apartheid israelí, en los que no se vendan productos fabricados en este país o en las colonias construidas ilegalmente en territorio palestino.

Por todo ello, apoyo esta campaña de firmas y te invito a que tú también hagas público tu deseo de consumir de forma responsable y solidaria con el pueblo palestino.

[signature]

Comparte esto con tus amigas/os:


#AtletiJuegoLimpio


Últimas noticias

  1. Exigimos condenas a Israel y revisar sus acuerdos

    Exigimos al Gobierno del Estado español que condene los ataques contra civiles desarmados y revise sus acuerdos con Israel. En la conmemoración del día de la Tierra y el derecho al retorno el pasado 30 de marzo, el ejército israelí llevó a cabo una verdadera masacre en la Franja de Gaza.
  2. Las y los vecinos de Amaia de OT le piden que no toque en Israel

    Los y las vecinas de Mendillori (Iruñea) piden a Amaia Romero, ganadora de Operación Triunfo de 2017, y a Alfred García que no toquen en Israel en su gira de promoción de Eurovisión. El concierto pone de manifiesto la estrategia de normalización del Estado israelí a través de la cultura.
Más noticias...