Seis activistas imputados y 18.000 euros en multas. La solidaridad vasca con Palestina en el punto de mira

24 febrer, 2014

Ho sentim, aquesta entrada està disponible només en Espanyol Europeu y Basc. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in this site default language. You may click one of the links to switch the site language to another available language.

Seis activistas imputados y 18.000 euros en multas es de momento el balance represivo contra el movimiento de solidaridad con Palestina en Euskal Herria por acciones de boicot celebradas durante las sucesivas visitas del principal embajador deportivo de Israel, el Maccabi de Tel Aviv, a la cancha del club Baskonia en Gasteiz (Euskal Herria).
Indar Baskonia y EH Palestina Sarea

18.000 € en multas a tres activistas del BDS y tres aficionados del Indar Baskonia.

El Maccabi de Tel Aviv, por su implicación directa en la justificación de uno de los más dramáticos crímenes de guerra perpetrados por el ejército hebreo en la última década, se ha convertido en los últimos años en uno de los principales objetivos de la campaña internacional de Boicot, Desinversiones y Sanciones contra el régimen de apartheid israelí. La campaña BDS fue puesta en marcha en 2005 impulsada por alrededor de 200 organizaciones de la sociedad civil palestina que lanzaron a la comunidad internacional el llamado a boicotear, desinvertir y sancionar a Israel y sus representantes en tanto en cuanto no se cumpliesen tres reivindicaciones básicas: 1- el fin de la ocupación del territorio palestino y la desmantelación del muro de apartheid; 2- garantizar el derecho al retorno a los refugiados palestinos tal y como lo recoge la resolución 194. de las NNUU; y 3- el reconocimiento de ciudadanía en igualdad de derechos de la población árabe residente en el actual estado de Israel.

En el caso del deporte, el movimiento BDS promueve el boicot, no contra los equipos deportivos o deportistas israelíes o judíos por el hecho de serlo, sino contra aquellos equipos y/o deportistas que actúan en calidad de representantes de Israel al más alto nivel, que viajan bajo amparo diplomático ejerciendo de representantes institucionales del estado, o que se han significado por respaldar públicamente las políticas de apartheid para con la población nativa palestina. En ese sentido el Maccabi de Tel Aviv cumple todos esos requisitos, por prestarse a la utilización que de él hace el régimen israelí, promoviéndolo ante el mundo como uno de sus principales baluartes deportivos, viajando bajo el amparo diplomático de Israel, y respaldando públicamente sus políticas. Así lo demostraron el 9 de enero de 2009 cuando, en pleno fragor de la operación militar “plomo fundido”, calificada en el informe Goldstone del relator especial de las NNUU como un crimen de guerra, participaron en una campaña publicitaria de respaldo al ejército israelí.

Adhiriéndose a este llamamiento internacional a boicotear al club macabeo, las organizaciones vascas integradas en Sarea (la red vasca de solidaridad con Palestina) han intentado promover este boicot a todos los niveles y, como reclama la campaña BDS, han intentado evitar que estos eventos deportivos de legitimación internacional de Israel transcurran con normalidad. En ese sentido se ha interpelado a las instituciones implicadas, Diputación y Ayuntamiento, para que no pongan sus infraestructuras al servicio de estos partidos; a la Consejería de Interior y de Seguridad sucesivamente, para que garantice la libre expresión política en torno a estos eventos; y al club Baskonia, para que se posicione públicamente a favor del respeto a los derechos humanos en Palestina. Intentos todos ellos que han resultado infructuosos. Se han promovido campañas de socialización del boicot al Maccabi y actos de protesta que han sido sistemáticamente prohibidos por el gobierno de turno de la CAV, y silenciados por la prensa local. Y finalmente, ante la imposibilidad de socializar estas reivindicaciones por otros canales, se ha hecho una apuesta decidida por estar presentes en los partidos del Maccabi e intentar que no transcurran con normalidad; rompiendo así, precisamente, la estrategia normalizadora del estado israelí.

Baskonia

Gradas durante el partido Baskonia-Maccabi en octubre de 2013: “Destruyamos al sionismo”. / @indarbaskonia86

Sin embargo, esta campaña se ha topado con una intransigencia represiva casi obsesiva que ha superado con creces todo lo razonable. Durante las distintas visitas de la delegación israelí se han vulnerado sistemáticamente los más elementales derechos de libertad de expresión. Podríamos decir que una y otra vez se han suspendido temporalmente los derechos civiles en un radio de 2 kilómetros del pabellón donde se disputaba el encuentro, donde se han prohibido concentraciones, se ha registrado indiscriminadamente al público e incautado cualquier tipo de simbología o propaganda pro-palestina sin ningún tipo de justificación legal, se ha identificado a activistas y a aficionados por portar simbología o lemas perfectamente legales. Todo ello nos confirma en la denuncia de que el Maccabi de Tel Aviv viaja a Gasteiz bajo amparo diplomático imponiendo su jurisdicción en detrimento de la legislación local. Sólo así se puede explicar que se consideren ilegales símbolos o lemas que solamente lo son bajo la legislación israelí, que desde 2010 tipifica como delito la militancia en el movimiento BDS o lemas alusivos a la campaña de boicot. Como consecuencia del imperio de la ley israelí en nuestra ciudad, a día de hoy hay 6 personas imputadas por exhibición de símbolos terroristas; argumentando el artículo 2b. de la ley contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte; por mostrar públicamente símbolos o lemas que son perfectamente legales, como la bandera palestina (reconocida por las NNUU, la Unesco, y el Comité Olímpico Internacional), o lemas contra el apartheid y/o el sionismo (algo que en ningún país del mundo está tipificado como delito salvo en el propio Israel). Entre tres activistas del movimiento BDS y tres aficionados de Indar Baskonia acumulan peticiones de multas de 18.000 euros, lo que además supone un agravio comparativo respecto a otros pueblos donde se han desarrollado acciones de boicot muy similares y que han sido castigadas con sanciones muy inferiores. Por ejemplo, en Catalunya, donde supuestamente impera el mismo marco legal que en Euskal Herria, la acción de 10 activistas que saltaron a la cancha e interrumpieron el partido durante un cuarto de hora fue castigada con multas de 60 euros. La única explicación que se nos ocurre para esta disparidad de criterios es que en nuestro caso se trata de activistas y aficionados vascos.

Por todo ello, desde Sarea (red vasca de solidaridad con Palestina) e Indar Baskonia queremos denunciar la represión desproporcionada a la que se han visto sometidas estas personas comprometidas con los derechos humanos en Palestina y el estado de excepción que impera en Gasteiz cada vez que recibimos una visita de la delegación israelí. Exigimos el libre ejercicio de la libertad de expresión en un pabellón de titularidad pública como es el de Zurbano. Y nos reafirmamos en nuestro compromiso con que estos eventos deportivos de legitimación del estado de Israel y sus políticas de apartheid no se vuelvan a celebrar nunca más en Gasteiz ni en ningún sitio, hasta que se cumplan las reivindicaciones planteadas por el movimiento BDS.

Euskal Herria-Palestina Sarea (Komite Internazionalistak, Askapena, Palestinarekin Elkartasuna, Paz con Dignidad, Sodepaz, Red Mewando, Ernai, Ikasle Abertzaleak, LAB, Sortu, Aralar, Alternatiba, Eusko Alkartasuna)

Indar Baskonia

 

Fuente: 6 ekintzaile inputatu eta 18000 euro isunetan. Palestinarekiko euskal elkartasuna jomugan // 6 activistas imputados y 18.000 euros en multas. La solidaridad vasca con Palestina en el punto de mira, Komite Internazionalistak 18/02/2014.

Compartir:

¡Firma por Palestina!

#YoNOComproApartheid

Al adherirme a la campaña #YoNOcomproApartheid, afirmo que no quiero que mi cesta de la compra beneficie al Apartheid israelí.

10,389 signatures

#YoNOComproApartheid

La Red de Solidaridad contra la Ocupación de Palestina lanza una campaña de adhesión ciudadana al boicot de los productos israelíes en señal de protesta contra las políticas de Apartheid, ocupación, despojo, colonización y asedio impuestas por Israel al pueblo palestino. Al adherirme a la campaña #YoNOcomproApartheid, afirmo que no quiero que mi cesta de la compra beneficie al Apartheid israelí.

¿Por qué #YoNOComproApartheid?

- Porque 66 años desde la expulsión de entre 700 y 950 mil palestinos y palestinas y la confiscación de sus viviendas, tierras y propiedades, ningún refugiado o refugiada ha podido retronar a sus casas ni ha recibido reparación.
- Porque han transcurrido 47 años desde la ocupación de Cisjordania, Gaza y Jerusalén Este, y estos territorios siguen bajo control militar israelí.
- Porque 10 años después de la Sentencia del Tribunal Internacional de Justicia de la Haya que exigió el desmantelamiento del Muro, Israel mantiene impunemente esta infraestructura de Apartheid.
- Porque desde el inicio de las supuestas conversaciones de paz iniciadas en agosto 2013 y suspendidas a finales de abril por Israel, este país ocupante ha autorizado la construcción de 14.000nuevas viviendas israelíes en asentamientos ilegales, 3226 de ellas en Jerusalén Este; ha asesinado a 61 personas palestinas y herido a 1751; ha demolido 508 viviendas, escuelas, fábricas y demás construcciones palestinas; ha desplazado a 899 y arrestado a 3300 palestinos y palestinas.
- Porque Israel no ha cesado de colonizar la tierra palestina y de expoliar al pueblo palestino de sus recursos, negando su autodeterminación y violando sus derechos fundamentales.
- Porque sus políticas discriminatorias contra los palestinos y palestinas han sido comparadas con las que los Boers aplicaron a la población sudafricana, y el Tribunal Russel sobre Palestina, en su audiencia en Ciudad del Cabo en 2011, las calificó de Apartheid.
- Porque la Unión Europea es el primer destinatario de las exportaciones israelíes, y gran parte de estos productos son fabricados ilegalmente en territorio ocupado palestino, y porque las empresas que los comercializan en nuestro país nos engañan, vendiéndolos como si fueran fabricados en territorio israelí.
- Porque no quiero ser cómplice de esta violación del Derecho Internacional Humanitario, y me resisto a comprar productos israelíes.
- Porque a través de la campaña global pacifista de Boicot, Desinversión y Sanciones contra Israel, puedo además contribuir a detener la injusticia, las violaciones de Derechos Humanos y los crímenes de guerra cometidos por Israel contra la población palestina.
- Porque quiero que en nuestros pueblos y ciudades, se vayan abriendo espacios donde no me hagan cómplice del Apartheid israelí, en los que no se vendan productos fabricados en este país o en las colonias construidas ilegalmente en territorio palestino.

Por todo ello, apoyo esta campaña de firmas y te invito a que tú también hagas público tu deseo de consumir de forma responsable y solidaria con el pueblo palestino.

[signature]

Comparteix amb les teves amigues i amics:


Espacio Libre de Apartheid Israelí

¿Conoces la campaña de Espacios Libres de Apartheid Israelí? Si tienes un bar, tienda, centro social o cultural... o participas en algún sindicato, asociación cultural, ayuntamiento... #YoNOComproApartheiddeclárate ELAI
ELAI

Qué productos boicotear

¡Únete al BDS!
Visita esta página para ver qué productos boicotear: boicotisrael.net/productos
Únete al BDS

Últimas noticias

  1. La Pegatina sigue sin querer quitarse la venda

    Damos la bienvenida al posicionamiento público de La Pegatina y Adrià Salas sobre el pueblo palestino y afirmando que no irán a Eurovisión mientras sea en Israel. Sin embargo, este paso es insuficiente, ya que su complicidad con el apartheid israelí continúa.
Más noticias...