La solidaridad con la resistencia del pueblo palestino no es sólo el 29N

26 November, 2015

Sentitzen dugu, baina sarrera hau Espainiera (Europa) eta Katalana bakarrik dago. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in this site default language. You may click one of the links to switch the site language to another available language.

El 29 de noviembre es el Día Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino.

Este día ha sido decidido por la Asamblea General de la ONU con la resolución 32/40 B, de 2 de diciembre de 1977, y 34/65 D, del 12 de diciembre de 1979.

La fecha es el 29 de noviembre porque ese día, en 1947, la Asamblea General aprobó la resolución 181 (II), posteriormente conocida como la resolución de la partición, en la cual se estipulaba la creación de un “Estado judío” y un “Estado árabe” en Palestina, con Jerusalén como corpus separatum sometido a un régimen internacional especial.

De los dos Estados previstos en dicha resolución, hasta el momento sólo se ha creado uno: Israel.

Aún no se han realizado los derechos inalienables del Pueblo Palestino reconocidos por la Asamblea General, a saber, el derecho a la libre determinación sin injerencia externa, el derecho a la independencia y la soberanía nacionales y el derecho al retorno a sus hogares, de donde fueron desplazados, y a que se les restituyan sus bienes.

Las Naciones Unidas, en lugar de imponer sanciones a Israel como es su obligación, han decidido instaurar el 29 de noviembre como día internacional de solidaridad con el pueblo palestino, una medida simbólica y tan poco efectiva como lo fue el año de Palestina.

Por ello en este día denunciamos el régimen de apartheid, la limpieza étnica, el constante robo de tierra y recursos, el bloqueo de Gaza, la construcción del Muro de la Vergüenza, acciones llevadas a cabo en estos 67 años de violenta ocupación israelí en territorio palestino. Ocupación que ha sido posible gracias al abierto apoyo occidental y a la hipocresía, la complicidad y el silencio de los organismos internacionales que nunca han implementado sus decisiones.

Con este manifiesto queremos resignificar este día con nuestro apoyo a la lucha del pueblo palestino y reforzar su derecho a la resistencia, tal como está reconocido en el Derecho Internacional. La Resolución 3070 de Naciones Unidas (1973) reafirma el derecho y la legitimidad inalienable de todos los pueblos que se encuentran bajo dominación colonial y extranjera a la resistencia por todos los medios a su alcance.

La situación de los llamados territorios ocupados de Palestina empeora por momentos.

El régimen de Tel Aviv ha puesto en marcha una nueva “operación de defensa”, cuyo objetivo evidente es la expropiación de más tierras palestinas y una nueva vuelta de tuerca en su política de apartheid y limpieza étnica. La ofensiva israelí desde el 1 de octubre sigue en marcha. El número de palestinos y palestinas asesinadas por las fuerzas israelíes desde el 1º de octubre es de 93 (40 de ellos ejecutados), a un promedio de 2 por día; 17 eran niñas y niños, 31 cadáveres han sido retenidos. Más de 2.513 personas han sido heridas, unas 1.400 con munición letal del ejército israelí, 877 con balas de acero forradas en goma, 236 sufrieron fracturas y hematomas al ser atacadas por soldados y colonos, y por lo menos 5.000 sufrieron los efectos de inhalación de gas lacrimógeno, 20 sufrieron quemaduras debido a bombas y granadas israelíes. En Cisjordania el número de niños y niñas heridas es de al menos 325, en la Franja de Gaza 170. Según la organización de derechos humanos Addameer 1.195 personas fueron detenidas durante el mes de octubre.

Mediante una represión que no cesa, Israel está reconfigurando su control sobre el territorio y sobre la población palestina. Ha reactivado checkpoints que estaban en desuso, ha creado nuevos, y ha puesto bajo sitio a poblaciones enteras, como Issawiya y Jabal Al-Mukaber, en la zona de Jerusalén. El proceso de ‘hebronización‘ de Jerusalén avanza. Cualquier joven, niño, hombre o mujer al que un colono apunte como ‘sospechoso’ se convierte inmediatamente en un peligro que las fuerzas de seguridad deben eliminar.

Por otro lado, la parte antigua de Hebrón (Al Jalil) se ha convertido en una cárcel gigante donde los colonos agreden con impunidad en las calles, los soldados invaden escuelas y lanzan gas lacrimógeno y agua fétida en el camino de niños y niñas al colegio, toman las casas y establecen su base en las azoteas, obligando a sus habitantes a permanecer encerrados. El sensible barrio Tel Rumeida, pegado a una de las colonias más violentas de la ciudad ha sido declarado “zona militar cerrada” y se expulsó a los observadores internacionales, dejando a sus habitantes en una situación de virtual arresto domiciliario, a merced de colonos fanáticos.

Las crecientes políticas expansionistas del régimen de Tel Aviv han llegado a pedir el reconocimiento de la “anexión” de los altos de Golán a los territorios ocupados exigiendo, además, el aumento de construcción de asentamientos ilegales en esa zona. Su interés geopolítico sobre el territorio -donde se han encontrado recientemente grandes cantidades de petróleo- es evidente.

Pero la población palestina resiste de muchas formas: enviando a sus hijos e hijas a la escuela, cosechando sus olivos y elaborando su excelente aceite, o enfrentando con piedras en la calle a uno de los ejércitos más poderosos del mundo, con manifestaciones y convocatorias en los barrios de todas las ciudades.

Lamentablemente, pese a la preocupante situación de angustia e inseguridad sufrida en estos momentos por el Pueblo Palestino, los principales medios de comunicación parecen limitar la narrativa de los hechos a la muerte de los colonos israelíes en Jerusalén tergiversando la realidad y ocultando la asimetría del origen de la violencia, dañando, de este modo, la imagen palestina. Por este motivo, condenamos abiertamente la campaña mediática encaminada a justificar las agresiones israelíes en base a una presunta respuesta a ataques palestinos. Asimismo, denunciamos la falta de acción tomada por parte de las llamadas democracias occidentales y estructuras supranacionales como la ONU y la UE, cuyos mandatos deben estar basados en la defensa de los derechos humanos. Creemos que la decisión de la UE de obligar a que los productos procedentes de territorios ocupados por Israel desde 1967 (Cisjordania, Jerusalén Este y Golán sirio, ya que en Gaza no hay asentamientos) no se identifiquen como israelíes y dejen clara su procedencia será insuficiente porqué los productos de las colonias, hechos con recursos naturales de tierras robadas, que constituyen un crimen de guerra, deben ser prohibidos y no simplemente etiquetados.

La llamada de la sociedad civil palestina al BDS (Boicot, Desinversiones y Sanciones contra Israel), es más necesaria que nunca. La trágica situación sufrida por el pueblo palestino, en particular tras los ataques indiscriminados de los últimos días, requieren de una llamada internacional conjunta.

Ciertamente, en tanto la Comunidad Internacional no adopte profundas medidas, acciones indiscriminadas como las ocurridas en estos momentos en Palestina, seguirán siendo inevitables.

Claramente, el Gobierno de Israel sólo puede llevar a cabo sus acciones en contra del pueblo palestino con el apoyo recibido por sus aliados occidentales.

Por este motivo, y bajo el actual contexto de fuertes tensiones y sufrimiento en Palestina, exigimos a todos los organismos internacionales y gobiernos la condena de este último acto de agresión contra el Pueblo Palestino, la imposición de sanciones económicas a Israel, la suspensión del comercio de armas, la ruptura de todo tipo de relaciones con el régimen israelí, incluyendo la retirada inmediata de embajadores y finalmente intervenir conjuntamente para lograr el respeto de los derechos humanos del Pueblo Palestino y poner fin a la masacre que se está cometiendo.

Finalmente, animamos a la sociedad civil a promover y apoyar las movilizaciones de apoyo al Derecho a la Resistencia del pueblo palestino, impulsando iniciativas de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) a Israel hasta que respete los derechos humanos, cumpla la legalidad internacional y ponga fin a la ocupación ilegal de Palestina.

El Pueblo Palestino necesita ahora nuestra solidaridad y apoyo, más que nunca. Palestina libre.

RESCOP (Red Solidaria Contra la Ocupación de Palestina)

Organizaciones adheridas al manifiesto:

  • Asociación Al-Quds de Solidaridad con los Pueblos del Mundo Árabe (Málaga)
  • Asociación Andaluza por la Solidaridad y la Paz – ASPA
  • Asociación de Amistad Palestina-Granada «Turab»
  • Asociación Hispano Palestina Jerusalén (Madrid)
  • Asociación Pro-Derechos Humanos de Andalucía
  • Asociación Unadikum
  • BDS Catalunya
  • BDS Madrid
  • BDS País Valencià
  • Castelló per Palestina
  • Comité de Solidaridad con la Causa Árabe (Madrid, Asturias)
  • Comité de Solidaridad con los Pueblos – Interpueblos (Cantabria)
  • Comunidad Palestina en Canarias
  • Comunitat Palestina de Catalunya
  • Comunitat Palestina de València
  • Coordinadora de apoyo a Palestina (La Rioja)
  • Ecologistas en Acción (Confederal)
  • Fundación IEPALA
  • Fundación Mundubat
  • Asociación Palestina Biladi
  • Anticapitalistas
  • Komite Internazionalistak (Euskal Herria)
  • MEWANDO (Euskadi)
  • Asociación ProPalestina del Campo de Gibraltar
  • Mujeres en Zona de Conflicto – M.Z.C.
  • Mujeres por la Paz – Acción Solidaria con Palestina (Canarias)
  • Paz Ahora
  • Paz con Dignidad
  • Plataforma de Solidaridad con Palestina (Sevilla)
  • Plataforma Palestina Ibiza
  • Plataforma Solidaria con Palestina de Valladolid
  • Movimiento de Jóvenes Palestinos
  • Red Judía Antisionista Internacional -IJAN
  • Sodepau
  • Sodepaz
  • Sodepaz Balamil
  • Taula per Palestina (Illes Balears)
  • UJCE (Unión de Juventudes Comunistas de España )
  • Grupo de Cooperación Sevilla Palestina
  • CERAI (Centro de Estudios Rurales y de Agricultura Internacional)
  • BDS Alacant
  • Palestina Toma la Calle
  • Coalició Prou Complicitat amb Israel
  • Izquierda Anticapitalista Revolucionaria (IZAR)
  • Pallasos en Rebeldía
  • Asociación Pau Ara y Sempre

 


MANIFIESTO EN ASTURIANU


La Solidaridá cola resistencia del pueblu palestín nun ye namás el 29 de Payares

El 29 de payares ye’l Día Internacional de Solidaridá col Pueblu Palestín. Esti día decidióse pola Asamblea Xeneral de la ONU cola resolución 32/40 B, de 2 d’avientu de 1977, y 34/65 D, del 12 d’avientu de 1979). La fecha ye’l 29 de payares porque esi día, en 1947, l’Asamblea Xeneral aprobó la resolución 181 (II), más tarde conocida como la resolución de la partición, na que s’estipulaba la creación d’un “Estáu xudíu” y un Estáu árabe en Palestina, con Xerusalén como corpus separatum sometíu a un réxime internacional especial. De los dos Estaos previstos en tala resolución, hasta esti momentu namás se creó ún: Israel.

Aínda nun se realizaron los derechos inalienables reconocíos pola Asamblea Xeneral, a saber, el derechu a la llibre determinación ensin inxerencia esterna, el derechu a la independencia y la soberanía nacionales y el derechu a tornar a les sos cases, de les que foron espulsaos, y a que se-yos devuelvan los sos bienes.

Les Naciones Xuníes, en cuenta d’imponer sanciones a Israel como ye la so obligación, decidieron instituyir el 29 de payares como Día Internacional de Solidaridá col Pueblu Palestín, una midida simbólica y tan poco efeutiva como lo foi l’añu de Palestina.

Por esto nesti día denunciamos el réxime d’apartheid, la llimpieza étnica, el constante robu de tierra y recursos, el bloquéu de Gaza, la construcción de la Muria de la Vergoña, aiciones feches nestos 67 años de violenta ocupación israelina en territoriu palestín, ocupación que foi posible gracies al abiertu sofitu occidental y a la hipocresía, la complicidá y el silenciu de los organismos internacionales que nunca nun aplicaron les sos decisiones.

Con esti manifiestu queremos rescamplar estí día col nuestru sofitu a la llucha del pueblu palestín y el so derechu a la resistencia, tal como ta reconocíu nel Derechu Internacional. La Resolución 3070 de Naciones Xuníes (1973) reafirma’l derechu y la llexitimidá invendible de tolos pueblos que tán sometíos a dominación colonial y estranxera a la Resistencia per tolos medios al so alcance.

La situación de los nomaos territorios ocupaos de Palestina empeora pasu ente pasu. El réxime de Tel Aviv pon en marcha otra vuelta una “operación de defensa”, que tien l’oxetivu evidente de la espropiación de más tierres palestines y una nueva vuelta de tuerca na so política d’apartheid y llimpieza étnica. La ofensiva israelina dende’l 1 de ochobre sigue en marcha. El númberu de palestinos y palestines asesinaes poles fuercies israelines dende’l 1 d’ochobre ye de 93 (40 d’ellos afusilaos), a un promediu de 2 por día; 17 yeren rapazos, 31 cadabres foron reteníos. Más de 2.513 persones sufrieron firides y mancadures, unes 1.400 con munición mortal del exércitu israelín, 877 con bales d’aceru forraes en goma, 236 sufrieron rompedures de güesos y renegrones al ser atacaes por soldaos y colonos, y polo menos 5.000 sufrieron los efeutos d’inhalación de gas, 20 sufrieron quemadures a causa de bombes y granaes israelines. Na Ribera occidental el númberu de neños y neñes firíos son polo menos 325, na Fastera de Gaza 170. Según la organización de derechos humanos Addameer, 1195 persones fueron preses nel mes d’ochobre.

Con una represión que nun tien acabu, Israel ta remanando’l so control sobre’l territoriu y los esmolecimientos de la población palestina. Reactivando checkpoints que taben abandonaos, creando otros nuevos, y poniendo baxo asediu a poblaciones enteres, como Issawiya y Jabal Al-Mukaber, na zona de Xerusalén. El procesu “d’hebronización” de Xerusalén avanza. Cualesquier mozu, neñu, home o muyer al qu’un colonu apunte como “sospechosu” conviértese darréu nun peligru col que tienen d’acabar les fuercies de seguridá.

Per otru llau, la parte antigua d’Hebrón (Al Jalil) convirtióse nuna cárcele xigante onde los colonos agreden con impunidá nes cais, los soldaos invaden escueles y llancen gas, agua puerco y mexu nel camín de neños y neñes al colexu, arrampuñen coles viviendes y pónense nos teyaos, obligando a los sos habitantes a tar zarraos nes sos propies cases. El sensible barriu de Tel

Rumeida, apegáu a una de les colonies más violentes de la ciudá foi declaráu “zona militar zarrada” y espulsóse a los observadores internacionales, dexando a los sos habitantes en situación de virtual arrestu, albentestate de los colonos fanáticos.

Les polítiques qu’espanden al réxime de Tel Aviv lleguen hasta pedir el reconocimientu de la “anexón” de los altos de Golán a los territorios ocupaos desixendo, amás, l’aumentu de construcción d’asentamientos illegales nesa zona. El so interés xeopolíticu sobre’l territoriu -onde alcontraron apocayá grandes cantidaes de petroleu- ye evidente.

Pero la población palestina resiste de munches maneres: enviando a los sos fíos y fíes a la escuela, curiando de los olivos y ellaborando’l so escelente aceite, o enfrentándose con piedres na cai a ún de los exércitos más poderosos del mundu, con manifestaciones y convocatories nos barrios de toles ciudaes.

Sicasí, ye llamentable que, magar de la preocupante situación d’angustia y inseguridá sufrida nestos momentos pol Pueblu Palestín, los principales medios de comunicación parecen llendar la narrativa de los fechos a la muerte de los colonos israelinos en Xerusalén tracamundiando la realidá y escondiendo l’asimetría del orixe de la violencia, dañando, d’esti mou, la imaxe palestina. Por esti motivu, condenamos abiertamente la campaña mediática empobinada a xustificar les agresiones israelines en base a una presunta rempuesta a ataques palestinos. Asina y too, denunciamos la falta d’aición tomada per parte de les nomaes democracies occidentales y estructures internacionales como la ONU y la UE, porque los sos mandaos tienen de tar afitaos na defensa de los derechos humanos.

Creemos que la decisión de la UE d’obligar a que los productos procedentes de territorios ocupaos por Israel dende 1967 (Cisxordania, Xerusalén Este y Golán siriu, ya que en Gaza nun hai asentamientos) nun s’identifiquen como israelinos y dexen clara la so procedencia nun diba ser bastante, porque los productos de les colonies, fechos con recursos naturales de tierres arrampuñaes y que constituyen un crime de guerra deben ser prohibíos y non solo etiquetaos.

El llamamientu de la sociedá civil palestina al BDS (Boicó, Desinversiones y Sanciones contra Israel), ye más necesaria que nunca. La murnia situación sufrida pol pueblu palestín, con más motivu después de los ataques escomanaos de los últimos díes, nagüen por una alvertencia internacional conxunta.

Ensin dulda mientres la Comunidá Internacional nun adopte medíes fonderes, aiciones indiscriminaes como les qu’asoceden nestos momentos en Palestina, seguirán siendo inevitables. Ta claro que’l Gobiernu d’Israel namás puede llevar a cabu les sos aiciones en contra del pueblu palestín col apoyu de los sos aliaos occidentales.

Por esti motivu, y baxo l’actual contestu de fuertes tensiones y sufrimientu en Palestina, esiximos a tolos organismos internacionales y gobiernos la condena d’esti últimu actu d’agresión contra el Pueblu Palestín, la imposición de sanciones económiques a Israel, la suspensión del comerciu d’armes, la rotura de tou tipu de rellaciones col réxime israelín, incluyendo la retirada dafechu d’embaxadores y p’acabar intervenir conxuntamente p’algamar el respetu de los derechos humanos del Pueblu Palestín poniendo acabu a la masacre que se ta cometiendo.

Pa cabu, animamos a la sociedá civil a promover y sofitar les movilizaciones d’apoyu al Derechu a la Resistencia del pueblu palestín, remanando iniciatives de Boicó, Desinversión y Sanciones (BDS) a Israel hasta que respete los derechos humanos, cumpla la llegalidá internacional y ponga’l puntu a la ocupación illegal de Palestina.

El Pueblu Palestín necesita agora la nuestra solidaridá y apoyu, más que nunca. Palestina llibre.

RESCOP (REDE SOLIDARIA CONTRA LA OCUPACIÓN DE PALESTINA). 29 de payares de 2015

Compartir:

¡Firma por Palestina!

#YoNOComproApartheid

Al adherirme a la campaña #YoNOcomproApartheid, afirmo que no quiero que mi cesta de la compra beneficie al Apartheid israelí.

10,397 signatures

#YoNOComproApartheid

La Red de Solidaridad contra la Ocupación de Palestina lanza una campaña de adhesión ciudadana al boicot de los productos israelíes en señal de protesta contra las políticas de Apartheid, ocupación, despojo, colonización y asedio impuestas por Israel al pueblo palestino. Al adherirme a la campaña #YoNOcomproApartheid, afirmo que no quiero que mi cesta de la compra beneficie al Apartheid israelí.

¿Por qué #YoNOComproApartheid?

- Porque 66 años desde la expulsión de entre 700 y 950 mil palestinos y palestinas y la confiscación de sus viviendas, tierras y propiedades, ningún refugiado o refugiada ha podido retronar a sus casas ni ha recibido reparación.
- Porque han transcurrido 47 años desde la ocupación de Cisjordania, Gaza y Jerusalén Este, y estos territorios siguen bajo control militar israelí.
- Porque 10 años después de la Sentencia del Tribunal Internacional de Justicia de la Haya que exigió el desmantelamiento del Muro, Israel mantiene impunemente esta infraestructura de Apartheid.
- Porque desde el inicio de las supuestas conversaciones de paz iniciadas en agosto 2013 y suspendidas a finales de abril por Israel, este país ocupante ha autorizado la construcción de 14.000nuevas viviendas israelíes en asentamientos ilegales, 3226 de ellas en Jerusalén Este; ha asesinado a 61 personas palestinas y herido a 1751; ha demolido 508 viviendas, escuelas, fábricas y demás construcciones palestinas; ha desplazado a 899 y arrestado a 3300 palestinos y palestinas.
- Porque Israel no ha cesado de colonizar la tierra palestina y de expoliar al pueblo palestino de sus recursos, negando su autodeterminación y violando sus derechos fundamentales.
- Porque sus políticas discriminatorias contra los palestinos y palestinas han sido comparadas con las que los Boers aplicaron a la población sudafricana, y el Tribunal Russel sobre Palestina, en su audiencia en Ciudad del Cabo en 2011, las calificó de Apartheid.
- Porque la Unión Europea es el primer destinatario de las exportaciones israelíes, y gran parte de estos productos son fabricados ilegalmente en territorio ocupado palestino, y porque las empresas que los comercializan en nuestro país nos engañan, vendiéndolos como si fueran fabricados en territorio israelí.
- Porque no quiero ser cómplice de esta violación del Derecho Internacional Humanitario, y me resisto a comprar productos israelíes.
- Porque a través de la campaña global pacifista de Boicot, Desinversión y Sanciones contra Israel, puedo además contribuir a detener la injusticia, las violaciones de Derechos Humanos y los crímenes de guerra cometidos por Israel contra la población palestina.
- Porque quiero que en nuestros pueblos y ciudades, se vayan abriendo espacios donde no me hagan cómplice del Apartheid israelí, en los que no se vendan productos fabricados en este país o en las colonias construidas ilegalmente en territorio palestino.

Por todo ello, apoyo esta campaña de firmas y te invito a que tú también hagas público tu deseo de consumir de forma responsable y solidaria con el pueblo palestino.

[signature]

Zure lagunen artean zabaldu ezazu:


Espacio Libre de Apartheid Israelí

¿Conoces la campaña de Espacios Libres de Apartheid Israelí? Si tienes un bar, tienda, centro social o cultural... o participas en algún sindicato, asociación cultural, ayuntamiento... #YoNOComproApartheiddeclárate ELAI
ELAI

Qué productos boicotear

¡Únete al BDS!
Visita esta página para ver qué productos boicotear: boicotisrael.net/productos
Únete al BDS

Últimas noticias

  1. Kuirs con Palestina y BDS en el Orgullo Crítico madrileño

    El 28 de junio participamos desde la campaña de BDS en el Orgullo Crítico 2019 para decir NO al pinkwashing israelí y para apoyar a la comunidad LGTBQIA+ palestina que sigue resistiendo a la ocupación, la colonización y el apartheid israelíes.
  2. La Pegatina sigue sin querer quitarse la venda

    Damos la bienvenida al posicionamiento público de La Pegatina y Adrià Salas sobre el pueblo palestino y afirmando que no irán a Eurovisión mientras sea en Israel. Sin embargo, este paso es insuficiente, ya que su complicidad con el apartheid israelí continúa.
Más noticias...