Únete al BDS: Qué productos boicotear

¿Por qué unirme al boicot a Israel?

Los gobiernos del mundo no han logrado proteger a la población de Gaza de los últimos bombardeos israelíes, que han dejado más de 2.160 personas asesinadas y más de 10.000 heridas. La comunidad internacional ha faltado a su obligación de impedir las vulneraciones del derecho humanitario internacional y de derechos humanos cometidas por Israel en Palestina a lo largo de las últimas décadas.

Ante esta pasividad gubernamental, el boicot contra el apartheid israelí ha surgido como campaña ciudadana global no violenta y antirracista para obligar a Israel a que cumpla con la legalidad internacional. En todos los países del mundo, la sociedad civil se ha organizado para parar la injusticia que sufre el pueblo palestino. La campaña de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) es una herramienta poderosa que también busca sensibilizar a la población israelí para que se una a la lucha contra el Apartheid sionista y la ocupación de Palestina.

Los boicots, desinversiones y sanciones dirigidas contra Sudáfrica ayudaron a poner fin al apartheid en ese país. Hoy, tú puedes ayudarnos a acabar con la ocupación ilegal de Palestina, la violación del derecho de retorno de los y las refugiadas y el racismo institucional de Israel contra el pueblo palestino.

Con el fin de mostrar que no queremos que nuestra cesta de la compra beneficie al Apartheid israelí, hemos lanzado la petición #YoNOComproAparteid. Si aún no has firmado, no dudes en hacerlo en boicotisrael.net/yonocomproapartheid.

¿Qué productos puedo boicotear?

Existen muchos productos de consumo vendidos por empresas israelíes y por empresas internacionales directa o indirectamente cómplices de las violaciones del derecho internacional cometidas por Israel.

Desde el movimiento BDS, recomendamos seguir unas pautas claras y centrar nuestros esfuerzos en unas marcas determinadas. Los boicots de consumidores son más efectivos cuando son coordinados, bien pensados y basados en información precisa y actualizada.

Por eso, te sugerimos boicotear los productos identificados por el movimiento BDS:

Bienes de consumo fabricados en Israel y en las colonias israelíes en territorio palestino ocupado

Frutas, hortalizas frescas, pipas, etc. “Made in Israel”

En nuestras ciudades, se venden muchas patatas y hortalizas israelíes. Las frutas y verduras vendidas por Israel a menudo se cultivan en colonias israelíes, usando tierra y agua palestinas robadas, y cuyo acceso es denegado sistemáticamente a la población palestina, que de acuerdo con el Derecho Internacional Humanitario, es quien debería explotar y hacer uso de esos recursos.

Los supermercados tienen la obligación de señalar el origen de los alimentos. Fíjate en la etiqueta “made in” (“fabricado en“) que indica el origen de estos productos, y no tanto en que el código de barras empiece por 729 (que sólo indicaría que la empresa distribuidora está registrada en Israel).

Las marcas a evitar incluyen Jaffa, Mehadrin, EDOM, Hadiklaim, Jordan, Jaffa, Alesia, Coral y Carmel. También algunas marcas españolas como Lázaro (LZR) han importado patatas israelíes en el pasado que se vendían en Mercadona y otros supermercados.

 

Dátiles medjoul israelíes

dátiles

Los dátiles son una fuente gran de inversión para muchas colonias.

Israel exportó en 2012 dátiles por valor de 45 millones de euros. La mayor parte de ellos se cultivan en las colonias sionistas de Cisjordania, sobre tierras expropiadas por la fuerza a la población palestina, principalmente en el Valle del Jordán. Aproximadamente la mitad de las colonias cultivan estos dátiles, que les proporcionan grandes beneficios y contribuyen a su viabilidad.

Los dátiles israelíes suelen ser de la variedad medjoul, también llamada jumbo, más grandes, oscuros y caros de lo habitual. Israel es el mayor productor mundial de dátiles medjoul, un 80% de los cuales se exporta a Europa. Todos los que se venden en el Estado español son importados de Israel.

Si eres vendedor, no vendas dátiles israelíes y explica a tus clientes por qué. Si eres comprador, no los compres y exige que se ponga fin a su venta, de palabra o mediante cartas u hojas de reclamaciones: comprar este producto contribuye de una manera clara y directa al régimen de ocupación que sufre el pueblo palestino y al robo de sus recursos naturales.

Las marcas incluyen Jordan River, King Salomon y Hadiklaim. Se venden en muchos supermercados, como Ahorramas y Consum.

 

Agua Eden

Eden Springs expolia agua de los Altos del Golán sirios ocupados.

Eden Springs

Eden Springs Ltd. es una empresa israelí que se beneficia directamente de la explotación ilegal de los recursos hídricos del Golán sirio, territorio ocupado ilegalmente por Israel desde el año 1967 y cuya anexión no reconoce ningún país del mundo.

Eden Springs embotella, comercializa y distribuye el agua de un territorio ilegalmente ocupado, vulnerando de esta forma la legislación internacional, las resoluciones de las Naciones Unidas y la Convención de Ginebra.

Universidades, instituciones y empresas de toda Europa han dejado de vender el agua embotellada Eden Springs después de que activistas destacaron el hecho de que la empresa opera con una planta en un asentamiento ilegal israelí.

Fíjate en la marca de los dispensadores de agua en tu oficina, ayuntamiento, sindicato y administraciones públicas y pide que cambien de marca.

ImagenesBDS_sodastream_cas_p

Sodastream fabrica sus productos en la colonia Mishor Edomim.

SodaStream

Una de las marcas más visibles de Israel, SodaStream vende máquinas para preparar bebida carbonatada a domicilio. La compañía opera en una colonia israelí en territorio palestino ocupado, en violación del derecho internacional. Maquilla sus políticas de colonización marcando los productos como ‘ecológico’.

SodaStream planea abrir una planta en Israel cerca de Rahat, un municipio planeado en el desierto de Naqab (Negev), donde los beduinos palestinos se están siendo transferidos a la fuerza en contra de su voluntad. Sodastream, como beneficiario de este plan, es cómplice de esta violación de los derechos humanos.

Un número de minoristas han dejado de vender SodaStream como resultado de la presión BDS.

 

Fármacos genéricos Teva

Teva Pharmaceutical Industries es la empresa más grande de Israel en términos de cifras de negocios. Proporciona enormes ingresos fiscales al gobierno israelí.

La empresa también se beneficia de las políticas israelíes de cerco a Cisjordania y bloqueo a la Franja de Gaza, las cuales convierten al mercado palestino en un mercado cautivo para las medicinas israelíes. Así, después de haber dejado a 10.000 personas heridas este verano y decenas de miles de personas en estado de estrés postraumático, se va a beneficiar de la ayuda internacional a Gaza, porque Israel controla qué productos entran y cuáles no, poniendo tasas más altas a los medicamentos que proceden de Europa y otros países árabes para favorecer que la población palestina compre medicamentos israelíes, más baratos.

Las y los farmacéuticos en el Reino Unido y en otros lugares han comenzado un boicot a Teva. Siempre que sea posible, informa a tu farmacéutica o a tu médica que prefieres utilizar una alternativa a la medicina Teva.

 

Premier Atocha

Acción de boicot en el puesto de cosméticos Premier en la estación de Atocha.

Cosméticos Premier

Los productos cosméticos israelíes de la marca Premier, que se venden en muchos lugares del Estado español y en puestos muy vistosos, son producidos en el kibutz Kalia, una colonia israelí en Cisjordania, al borde del Mar Muerto. Esta explotación se realiza en total violación del derecho internacional y de las resoluciones de las Naciones Unidas que reconocen la soberanía palestina sobre estos territorios.

Gracias a la presión de muchas personas solidarias y activistas que defienden los derechos del pueblo palestino, los productos Premier han sido retirados ya de muchas tiendas, por ejemplo en Irlanda y Gran Bretaña. Ayúdanos a que eso también pase en tu ciudad.

No compres estos productos y protesta por la presencia de los puestos de Premier lugares públicos de tu ciudad, como es el caso de los mercados y estaciones de trenes gestionadas por ADIF.

ImagenesBDS_ahava_cas_p

Cosméticos Ahava producidos con materias expoliadas a Palestina.

Cosméticos Ahava

En su publicidad, esta empresa israelí promete venderte “Secretos de belleza del Mar Muerto”, pero los secretos de Ahava no tienen nada de bello ni de bonito. Lo que compras con Ahava es una fea realidad de expolio de recursos y ocupación ilegal en Palestina.

A pesar de su etiqueta “Made in Israel”, Ahava fabrica sus cremas con productos que provienen del robo de recursos naturales de la Cisjordania ocupada, concretamente en el asentamiento israelí ilegal de Mitzpe Shalem, a unos viente kilómetros de la milenaria ciudad palestina de Jericó.

No te hagas cómplice de este pillaje injusto y de la colonización y el apartheid israelíes. Si quieres comprar productos de belleza provenientes del Mar Muerto, los hay que se fabrican legítimamente, los puedes fácilmente encontrar en internet.

Ha sido boicoteada por una serie de grandes minoristas, como resultado de la presión BDS.

 

Epilady

Las depiladoras Epilady son fabricadas por la empresa israelí Mepro Epilady Ltd. en el kibutz HaGoshrim, establecido sobre las tierras robadas en 1948 a los habitantes del pueblo palestino de Al-Khisas.

Esta empresa también fabrica sistemas ópticos de uso militar para el ejército israelí. La colaboración de investigadores israelíes con las fuerzas militares israelíes ha sido denunciado por muchas universidades que han decidido romper relaciones con centros y universidades israelíes involucradas en este tipo de negocio de la muerte. Como consumidoras y consumidores, también podemos negarnos a ser cómplices de las masacres cometidas por Israel.

Las depiladoras Epilady se comercializan en muchos supermercados.

 

ImagenesBDS_imaginarium_cas_p

La cadena Imaginarium vende juguetes fabricados en Israel.

Imaginarium

La juguetería Imaginarium nacida en Zaragoza, ahora con presencia en todo el mundo, vende juguetes musicales que han sido construidos en fábricas pertenecientes a Israel, un estado que comete crímenes de guerra y que imposibilita diariamente el derecho a la educación, el juego y, en definitiva, una vida digna para los y las niñas palestinas.

Solamente en la matanza que Israel perpetró en la Franja de Gaza en julio y agosto 2014, fueron asesinados más de 500 niños y niñas palestinas. Estos crímenes manchan la imagen que la cadena de juguetes pretende proyectar: convivencia, tolerancia, libertad, interculturalidad, solidaridad… Admirable declaración de principios que difícilmente se puede conciliar con las relaciones económicas y comerciales que Imaginarium mantiene con empresas israelíes.

Es imprescindible pedirle a Imaginarium que retire sus juguetes de procedencia israelí y que clausure sus franquicias en Israel para poder ser fiel a los principios que predica.

 

ImagenesBDS_rummikub_cas_p

El juego Rummikub es el más exportado por Israel.

Rummikub

El Rummikub es el juego más exportado de Israel, pues la mayoría de los tres millones que se producen anualmente se venden en el extranjero. Está presente en más de 54 países en todo el mundo y ha sido traducido a 26 idiomas.

En Israel este juego se vende bajo la marca Kod Kod. En el Estado español, bajo el nombre de Rummikub, lo distribuye la compañía estadounidense Hasbro, la segunda empresa de juguetes más importante del mundo.

En el año 2010 se consiguió un logro muy importante al conseguir que, tras una larga campaña en Catalunya, la cooperativa Abacus retirara este producto de todas sus tiendas, coincidiendo con el despiadado ataque de Israel sobre Gaza en la operación “Plomo Fundido”.

Si lo encuentras en jugueterías, no lo compres, e informa al vendedor o vendedora de lo que supone tener este producto en sus tiendas.

 

Tampoco deberíamos comprar productos fabricados y comercializados por empresas internacionales involucradas en los crímenes de Israel

HP

HP vende tecnología al ejército y al gobierno israelí.

Hewlett Packard (HP)

Hewlett Packard implementa diversos sistemas tecnológicos para el gobierno y el ejército israelíes, incluyendo el sistema de identificación instalado en puestos de control militares israelíes en territorio ocupado.

Estos puestos están insertados en el Muro del Apartheid construido en Palestina que fue declarado ilegal por el Tribunal Internacional de Justicia de La Haya. También son utilizados por la marina israelí que impone el bloqueo a Gaza.

Porque HP es cómplice de la ocupación ilegal de Palestina y de los crímenes del Ejército israelí, la Iglesia Presbiteriana de EE.UU. y el Quaker Amigos Fiduciaria Corporation (FFC) han dejado de invertir en la compañía.

En el Estado español, ordenadores, impresoras y material informática de la marca HP se distribuyen en muchas tiendas, además de tener contratos de suministro a administraciones públicas, empresas, centros educativos… Pide que las retiren y sobre todo, busca una alternativa: las hay.

 

Caterpillar

Los buldóceres Caterpillar o Hyundai se utilizan regularmente para demoler hogares palestinos.

Caterpillar

Los buldóceres Caterpillar se utilizan regularmente en la demolición de casas y granjas palestinas y en los ataques de Israel en Gaza.

Una excavadora CAT también fue utilizada por Israel en el asesinato de la pacifista estadounidense Rachel Corrie en Rafah.

En 2003, la Iglesia Presbiteriana de EE. UU., los Amigos Cuáqueros Fiduciary Corporation (FFC) y la Iglesia de Inglaterra han dejado de invertir en Caterpillar.

¡No compres equipación Caterpillar!

 

¿No existen más marcas y productos que puedo boicotear?

Por supuesto, existen otras marcas que por una razón u otra, podrías descartar de tu lista de la compra.

Aunque recomendamos centrarnos en los productos señalados arriba, te proporcionamos en este listado información más exhaustiva de marcas y productos made in Israel. Puedes enriquecerla si encuentras nuevos productos que no están recogidos en ella, escribiéndonos a boicotisraelbds@gmail.com.

Además de boicotear productos israelíes, ¿qué otra cosa puedo hacer?

Los boicots comerciales han demostrado ser realmente impactantes.

Sin embargo, el movimiento BDS también hace alianzas para presionar a las instituciones, sindicatos, ayuntamientos, universidades, partidos políticos y empresas a unirse al boicot al apartheid israelí. Busca aislar a Israel desde el punto de visto académico, cultural, deportivo, económica y militar, como estrategia para operar un cambio real en las políticas israelíes.

Hacemos campaña para que bancos, empresas y fondos de inversión retiren sus inversiones en bancos y empresas israelíes, así como en las empresas internacionales cómplices de los crímenes de Israel. El movimiento BDS presiona a organismos públicos para no adjudicar contratos a estas empresas.

Las campañas de BDS ya han convencido a las principales empresas y fondos de inversión de desinvertir en empresas que participan en los crímenes israelíes, como Veolia, G4S, Alstom, Africa-Israel y Elbit Systems. Veolia y G4S han reaccionado a la presión de la campaña diciendo que va a terminar algunos aspectos de su apoyo a Israel.

Este verano, Avaaz.org ha logrado casi 2 millones de firmas en una campaña de desinversión dirigida a las transnacionales ABP, HP, Veolia, Barclays, Caterpillar, y G4S.

¿El BDS también tiene como objetivo la imposición de sanciones económicas a Israel?

BDS también tiene como objetivo presionar a los gobiernos y organizaciones internacionales para imponer sanciones y un embargo militar a Israel.

Israel es un socio privilegiado de la Unión Europea. Sus instituciones y empresas reciben financiación europea para proyectos de colaboración con instituciones y empresas israelíes. Uno de los ámbitos donde la colaboración es más cuestionada por las implicaciones que tiene en la industria militar israelí, es la cooperación científica y académica entre universidades y centros de investigación.

En la Unión Europea, se pide la suspensión del Acuerdo preferencial existente entre la UE e Israel, para evitar que los productos israelíes entren libres de impuestos a nuestro territorio, y que Israel reciba financiación israelí para sus proyectos tecnológicos y comerciales.

¿Los códigos de barras en los productos israelíes comienzan con 729?

Los códigos de barras sólo indican el país en el que la empresa está registrada, y no la procedencia de los contenidos de dicho producto. Un código de barras que comience con 729 será siempre boicoteable, pues la empresa está registrada en Israel. Pero es también muy importante prestar atención a la etiquetaFabricado en Israel”, o preguntar a la distribuidora en caso de no aparecer dicha información.

Pero las empresas israelíes y los productos fabricados en Israel no son los únicos que pueden ser boicoteados. También lo son las transnacionales que participan en los crímenes israelíes, como HP, G4S, Caterpilar, Veolia, Elbit Systems, etc. La investigación precisa de fuentes fidedignas demostrando la complicidad de empresas con las violaciones del derecho internacional por Israel es una parte muy importante del trabajo del movimiento BDS.

¿El BDS llama a boicotear todos los productos israelíes o sólo productos y empresas de las colonias ilegales israelíes?

Al igual que se hizo para derrocar el régimen de Apartheid en Sudáfrica, el movimiento BDS llama a boicotear todos los productos israelíes. Por ejemplo, hacemos un llamado a un boicot de todas las frutas y verduras de Israel, independientemente de que se cultivan dentro de Israel o en un asentamiento ilegal israelí, sobre territorio palestino ocupado.

Cabe señalar que informes de Naciones Unidas han denunciado que las empresas israelíes etiquetan sus productos de las colonias ilegales como fabricados en territorio israelí, lo que vulnera el derecho a la información de los y las consumidoras y hace imposible diferenciar en muchos casos si los productos son originarios de Israel o de las colonias que tiene construidos ilegalmente en Cisjordania y en la Jerusalén ocupada.

Algunas de nuestras campañas van dirigidas a las empresas situadas o que operan en las colonias israelíes en territorio palestino ocupado (Sodastream, Premier, Ahava, Medjoul del Jordán, etc.). En estos casos, es más fácil presionar a los distribuidores o inversores a tomar medidas por las consecuencias legales que ello puede significar para ellos, como bien ha informado el Ministerio de Exteriores.

He oído que McDonald’s o Starbucks dan mucho dinero a Israel, ¿no debería también boicotear estas empresas?

La naturaleza global de la economía de hoy significa que hay miles de empresas que tienen vínculos con Israel y son cómplices en diversos grados de violaciones israelíes al derecho internacional.

Una campaña de BDS eficaz se basa en una investigación precisa. Hay una gran cantidad de información en línea alegando que grandes empresas dan dinero a Israel. A veces estos rumores resultan ser falsos.

Por ejemplo, algunos activistas llaman a un boicot a Starbucks, pero Starbucks no tiene ninguna tienda en Israel y afirma oficialmente que no apoya a Israel.

Empresas como McDonald’s no son prioridades para el movimiento BDS en esta etapa. Nos centramos en las empresas que tienen un papel claro y directo en el mantenimiento de violaciones al derecho internacional por parte de Israel y sobre las que podemos tener un efecto tangible.

Debemos actuar de manera estratégica y pensar en un impacto sostenido y a largo plazo al régimen de ocupación, colonialismo-colono y apartheid de Israel. Esta es la mejor manera que podemos contribuir a la libertad de Palestina, la justicia y la igualdad.

¿Y si me interesa involucrarme más en la campaña BDS?

El movimiento BDS ha ido creciendo gradualmente ante la incapacidad y falta de voluntad de la comunidad internacional de proteger al pueblo palestino contra las violaciones de la legalidad internacional cometidas por Israel, su Ejército y sus colonos.

La lista de victorias en estos 8 años del BDS se ha ido alargando. Para ello, son miles y miles de personas activistas que se solidarizan con el pueblo palestino y entran a formar parte de esta campaña ciudadana, independiente, no violenta, basada en el derecho internacional y antirracista.

Si quieres formar parte del movimiento, puedes escribir a boicotisraelbds@gmail.com y te redirigiremos hacia el grupo BDS más cercano de tu lugar de residencia.

 

Publicado por el Comité Nacional Palestino de Boicot, Desinversiones y Sanciones (BDS), la amplia coalición de partidos palestinos, sindicatos, ONG y movimientos sociales que dirigen y actúan como referencia palestina para el movimiento internacional BDS contra Israel.
El texto ha sido adaptado a la realidad del Estado por la Red Solidaria Contra la Ocupación de Palestina (RESCOP-BDS).

Compartir: